Una larga vida de lucha

Rosario Ruiz Muñoz*
Cortesía
Ricardo Flores Magón, originario de Eloxochitlan Oaxaca, destacó al igual que sus hermanos Enrique y Jesús, en la lucha por los derechos de obreros, campesinos y de los más necesitados. Hijos de un militar retirado se formaron bajo los ideales de la justicia, el derecho y la lucha por la democracia. Se piensa que su contacto con las clases más desprotegidas y la influencia ideológica de parte de su padre los formó como hombres dispuestos, incluso, a dar su vida para lograr alcanzar sus ideales revolucionarios.
A muy temprana edad marchó toda la familia a la ciudad de México, misma en la que Ricardo, Enrique y Jesús realizaron sus estudios.
En el afán de poder ayudar a los más desprotegidos, Ricardo Flores Magón inició sus estudios como abogado, carrera que no pudo culminar a pesar de lo cual no renunció a seguir luchando junto con sus hermanos para sembrar en la conciencia del pueblo lo nefasta que era para el país la dictadura de Porfirio Díaz.
Desde muy jóvenes habían participado los tres hermanos en diferentes movimientos sociales elevando la voz en contra de las injusticias sufridas por los más pobres. Por aquellos años cobraba cada vez más fuerza el movimiento antirreeleccionista obrero-estudiantil, al cual pronto se unieron. Ricardo estaba lejos de imaginar que este activismo lo llevaría por primera vez, de las muchas veces que lo hizo, a pisar la cárcel.
Ya con cada vez mayor participación política habría de iniciar su carrera como periodista, convirtiéndose en redactor de importantes periódicos que circulaban en la capital del país, para, más adelante, fundar otros que cambiarían el curso del manejo de la información, así fundó “Regeneración”, al lado de su hermano Jesús y más tarde vendría “El hijo del Ahuizote”. Sería por aquellos años que volvería a pisar la cárcel ahora al lado de sus dos hermanos, ya que desnudar ante los lectores el sistema caduco y abusivo de don Porfirio hería susceptibilidades, principalmente de aquellos más allegados al régimen. Atreverse a enfrentar al sistema político no era cosa de juego, fue así que iniciaron una serie de acciones intimidatorias seguidas de una franca persecución que los llevó a refugiarse en EEUU.
Su deseo de llevar a cabo un verdadero cambio lo llevó a fundar el Partido Liberal Mexicano, cuyo programa político contemplaba buscar soluciones a los graves problemas agrarios.
Su notable activismo llegó a tal punto que su ideario repercutió en los sucesos de Cananea, en 1906 y Río Blanco, en 1907. Sus ideas anarcosindicalistas mucho más radicales que las de Madero, lo llevaron a rechazar la invitación de este a participar de su lado, considerando que la lucha maderista tenía un trasfondo burgués.
Su postura radical hizo que el gobierno de EEUU lo tomara prisionero, muriendo en un calabozo de una supuesta enfermedad cardiaca.
En este 2022, a 100 años de su muerte se le rinde homenaje llamando a este “El año de Ricardo Flores Magón” y se reconoce con ello el gran aporte que este valioso mexicano hizo con sus ideales y, a través de su pluma, a la Revolución Mexicana.

*Licenciada en Antropología por la Universidad Veracruzana.
Profesora de Historia de la Escuela Hispano Mexicana de Córdoba.