Mujeres vs la depresión

La Organización de Mujeres Voluntarias para el Desarrollo de Ixhuatlancillo A. C. Son un grupo que poco a poco toma fuerza al luchar para evitar que los jóvenes caigan en depresión, tristeza y vicios

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

A través de diversas actividades recreativas y de aprendizaje, la Organización de Mujeres Voluntarias para el Desarrollo de Ixhuatlancillo A. C., buscan apoyar a jóvenes de los municipios a qué no caigan en depresión y sobre todo prevenir suicidios.

¿Quiénes son?
La Organización de Mujeres Voluntarias para el Desarrollo de Ixhuatlancillo, A. C., (OMVDI) es una agrupación de voluntarios que se unieron para buscar el bien común, ayudar a personas de municipios circunvecinos a través de diversas actividades que contribuyan a sacar adelante las problematicas que se enfrentan.
La Organización surgió hace más de 12 años a raíz de visualizar la necesidad de ayuda en la población, pero sobre todo para exigir los derechos que como todo ciudadano cuentan.
El primer festival con el que empezó este trabajo fue con una posada, pues ante la necesidad de que los niños de Ixhuatlancillo pasarán un rato agradable, se “armó” la festividad con apoyo de muchas mujeres que deseaban ver feliz a sus hijos, y fue así como empezó este gran proyecto, de ahí y para “adelante” surgieron acciones en beneficio de la población.

Acción
Lourdes García Flores, es la encargada de despacho y tesorera de la asociación, recuerda que como pobladores se enfrentaban a situaciones de marginación en las ciudades, cada vez que acudian veían como los indígenas eran víctimas de malos tratos por parte de la sociedad, además de que en el sector salud no se les brindaba de igual manera los servicios.
Ante está situación, se empezaron a organizar mujeres y buscar hacer valer sus derecho, actualmente la organización está conformada por más de 150 familias, y se están sumando más para hacer acciones de mayor alcance.
A lo largo de los años realizan actividades como el 21 de febrero que es el Día Internacional de las Lenguas Indígenas donde buscan dar a conocer sus raíces y la importancia de que la lengua prevalezca.
Otra de las actividades es la del 21 de marzo, día del equinoccio, en donde a través de un ritual se da gracias a la madre tierra y se pide por las cosechas, pero que además enseña a los niños y jóvenes del municipio la importancia de la conservación de estás tradiciones.
El día del niño, día de reyes, la Navidad, entre otras fechas importantes, son parte de las festividades que realiza la organización para buscar sembrar esas semillas de tradición y cultura en los niños y jóvenes, así como vean que se tienen derechos, pero sobre todo que vayan descubriendo que hay poco por hacer en el municipio y que apoyado unos a otros se pueden lograr cosas.

Trabajo
sin recursos
El trabajo que realiza la agrupación lo hacen con recursos propios, pues no se cuenta con apoyo por parte de las autoridades, en sus tres niveles de gobierno, por lo que cada una de las familias que confirman la AC disponen de recursos o apoyo material para poder llevar a cabo alguna actividad.
Asímismo, buscan el apoyo en empresas y comercios, y es a través de estás que también consiguen apoyos materiales para poder realizar las festividades, les apoyan con juguetes, refrescos, dulces o adornos que les permitan brindar una convivencia divertida a los jóvenes y niños del municipio.

Combate
al suicidio
Uno de los factores más importante por los que la organización empezó a trabajar más fuerte es la prevención del suicidio, pues el municipio tenía registros altos en esta problemática y que “atacaba” a los más jóvenes.
“Desafortunadamente veíamos que varios jóvenes sufrían depresión, principalmente en la adolescencia, se drogaban y tenían pensamientos muy negativos, y como mujeres voluntarias nos empezamos a acercan a ellos para buscar hablarles y hacer que recapacitaran sobre lo que estaban haciendo, y así poco a poco nos fuimos adentrando y logrando que estos temas se disminuyeran”, dijo Lourdes García.
Cada año, el municipio registraba hasta cinco suicidios, pero ahora ya la incidencia a ido desapareciendo, porque se está luchando a través de las actividades para que los jóvenes dejen de drogarse, se han establecido espacios donde puedan desarrollar sus gustos, a través de música rap y hip hop, principalmente, pues estás prácticas son las que les apasiona hacer para expresar su talento.
La Organización se ha encargado de hacer convivios, tardeadas y competencias deportivas amistosas donde los jóvenes puedan expresarse, y hagan todo lo que les hace sentir bien compartiendo con los demás.
Actualmente, la organización atiende a jóvenes no sólo de Ixhuatlancillo, si no a los que se han acercado oriundos de La Perla, Mariano Escobedo, Soledad Atzompa y Santa Ana Atzacan.