Denuncias por violencia sexual casi se triplican: SESNP

Agencia AVC

Xalapa, Ver. (AVC/Perla Sandoval) La violencia sexual contra las mujeres en Veracruz se duplicó en los últimos tres años en delitos como abuso, acoso, hostigamiento y violaciones sexuales, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNP).

Mientras en 2017 se registraron 605 carpetas de investigación por delitos sexuales de enero a noviembre para el 2021, se abrieron 1 mil 636 denuncias.

Incluso, entre el primer año de la pandemia generada por covid-19 y este año se registra un aumento pues ese año se reportaron mil 187 casos, a pesar de que en el primer año de pandemia las medidas de confinamiento obligaron a la población a mantenerse en casa ante los riesgos de contagio y con ello aumentó la vulnerabilidad de este sector.

En 2017 se registraron de enero a noviembre: 91 denuncias por abuso sexual, 170 por acoso sexual, 339 por violación simple y hostigamiento sexual 4

En 2021 se registraron de enero a noviembre: 789 denuncias por abuso sexual, 0 por acoso sexual, 442 por violación simple y hostigamiento sexual 383

Hay una maquinaria dispuesta a favor de agresores

La vocera Las Brujas del Mar, Arussi Unda, advierte que en México y Veracruz hay una “maquinaria” que genera un círculo vicioso de violencia estructural, porque por un lado el país es uno de los mayores consumidores de pornografía en el mundo, en la que se da un rol de objeto a las mujeres; y cuando ocurren las agresiones no hay canales eficientes para la denuncia, en cambio existe revictimización e impunidad.

“Es un caldo de cultivo por la cultura machista, siempre hay cuestionamientos hacia la víctima, de si ella lo provocó o por qué razones estaba en esa situación, quieren poner la responsabilidad en una víctima de violencia sexual y eso implícitamente exonera al violador o abusador, se saben impunes incluso socialmente”.

Criticó que en casos de violencia sexual haya medios de comunicación que “protegen” la identidad del hombre y no se hable de ellos como el sujeto activo de la violencia porque ello genera que haya miedo a las denuncias.

Dijo que a esto se suma que en Veracruz no hay infraestructura para investigar los delitos de violencia sexual que se registran en la esfera virtual, que con la pandemia se ha convertido en una de las necesarias para el trabajo y la interacción social.

“No hay infraestructura que permita investigar a una persona que está extorsionando, amenazando a mujeres con violencia sexual. A eso se suma la impunidad, porque los casos de violación, de abuso y acosos on difíciles que procedan, el estigma que se le pone a la víctima genera que no haya denuncias. Es toda una maquinaria que hace que el agresor esté impune”.

Urgen acciones para la prevención y detección de casos

La vocera de la asociación civil Equifonía AC, Araceli González Saavedra, advirtió que la problemática de la violencia sexual es muy grave en el estado y son necesarias acciones institucionales para la prevención y la detección de casos.

Señaló que una de las medidas urgentes a tratar es crear acciones urgentes para establecer mecanismos de denuncia fáciles para los menores de edad pues en muchos casos sus agresores viven en el entorno familiar y debido a la pandemia muchos quedaron sin posibilidad de tener contacto con personas externas.

“El confinamiento pone en riesgo a niñas, niños, adolescentes, que no cuentan con otros espacios de socialización que tenían en la escuela y los ponen en un mayor riesgo porque los casos documentados, sobre todo en adolescentes, los agresores son personas cercanas a la víctima. Este incremento debe de ser tomado en cuenta para que las instituciones establezcan algunas acciones urgentes, deben facilitar que las niñas, niños y adolescentes puedan contar con canales para presentar sus denuncias y solicitar ayuda”.

Lamentó que hasta ahora las acciones urgentes están pendientes, pues dijo que se requiere la respuesta de varias instituciones que no solo involucran al nivel estatal, sino también al municipal.

“En el caso de los niños, niñas y adolescentes el trabajo de los gobiernos municipales es muy importante; en general las personas identifican al DIF como una institución a la que pueden acudir en casos de violencia al interior de la familia y sería necesario considerarlo para el diseño de políticas, además de considerar el papel de las procuradurías de niñas, niños y adolescentes, el papel de la Fiscalía General”, indicó.

González Saavedra acotó que el aumento en las cifras también podría tener que ver en que actualmente hay un mayor nivel de denuncia de estas agresiones.

“Este dato por sí mismo puede indicarnos que hay un incremento de los casos, pero también que hay un incremento de las denuncias y serás importante que las instituciones tengan una respuesta que le permita a la víctima tener la confianza de presentar su denuncia y saber que habrá una sanción para el responsable”.

Durante pandemia mujeres no pudieron denunciar

Por su parte, la vocera de la asociación Akelarre, Sonia Alejandra Martínez García, señaló que desde el inicio de la pandemia se observó una alza en las denuncias y aunque posteriormente ese mismo año se registró una baja, no se debe a que las agresiones hayan frenado, sino que las mujeres estaban “vigiladas” por sus agresores.

Ello implicaría que para este año, ya con el desconfinamiento y la posibilidad de interactuar con otras personas, las denuncias registró una alza significativa.

“Lejos de indicar que estas problemáticas se estaban resolviendo apuntaba a que las mujeres en sus ámbitos domésticos estaban mucho más vigiladas y no tenían acceso a algún medio de auxilio o para pedir ayuda y es preocupante”.

Agregó que el aumento en las agresiones muestra una falla en las políticas públicas implementadas por las autoridades de Veracruz, que se centran en prevenir sin ir a la raíz de los problemas.

“Las políticas que se han implementado van más a la prevención de acciones de violencia que a la concienciación de por qué las acciones se consideran violencia, cuál es su trasfondo y su impacto en la sociedad. Si solamente nos centramos en uno de los frentes de acción es una cobertura incompleta a la situación”.