Llama la Iglesia a ser mejor persona

Alejandro Aguilar

El Mundo de Córdoba

Lo urgente no da paso a lo importante, señaló en misa de año nuevo el Obispo Eduardo Carmona Ortega. El prelado exhortó a no proponerse ser mejor persona para después.

Después de haber rezado la oración del Ángelus, ayer sábado 1 de enero, solemnidad de María Santísima, Madre de Dios; el Papa Francisco saludó a los fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro a quienes deseó el don de la paz:

“Al comienzo del Año Nuevo deseo a todos la paz, que es el compendio de todo lo bueno”, dijo.

De esta forma, en la Diócesis de Córdoba, en la Catedral de la Inmaculada Concepción, el obispo Eduardo Carmona Ortega compartió una reflexión sobre valorar inmaterial, de no aplazar nada en la vida.

Mediante un relato, enfatizó no dejar para después lo que ya se podía hacer, y en el marco del inicio año nuevo expresó que veces las persianas dejamos lo importante para después, agobiados por lo urgente,

“Y dejamos para un después cosas que podíamos hacer hoy, pedir perdón, visitar a un amigo, acercarse a personas que tienen interés en acercarse a nosotros”.

Externó que es importante no postergar pedir perdón por el tiempo perdido y encontrar la sacralidad del tiempo, siendo una tarea para este año que inicia.