‘Es importante la reconciliación’

Efraín Hernández

El Mundo de Córdoba 

Desde joven recibió el llamado de Dios en su corazón, y a sus 28 años el seminarista Israel Flores Camacho, no se arrepiente haber dedicado toda su juventud al sacerdocio,  ya que desde muy joven recibió el llamado de Dios, sacrificando los placeres de este mundo por servir a Jesús.

Después de haber descubierto su verdadera vocación, Flores Camacho decidió declinar a lo que este mundo le ofrecía por el de una vida consagrada y recta en los caminos de Dios.

Actualmente se encuentra en el Seminario Mayor “El Buen Pastor” ubicado en El Barreal.

“Estoy estudiando filosofía y en este tiempo en el seminario para mi es una alegría poder compartir mi experiencia, a mis 28 años puedo decir que estoy en una etapa feliz en mi vida porque el Señor me ha llamado a poder responder a esta vocación sacerdotal”.

Reiteró que después de haber estudiado una carrera profesional y de haber servido por varios años en la Pastoral Juvenil de esta diócesis, espera que en el tiempo de Dios cumpla el sueño más grande de su corazón el cual es dedicar toda una vida al servicio de Dios.

Expresó que en estas fechas decembrinas es importante la reconciliación pero sobre todo el reencuentro con el mismo Jesús, vale la pena y vale la vida seguir a Cristo. En este tiempo de la Navidad donde nace el Salvador, El Mesías, “puedo decirte que tú joven estás llamado a grandes cosas”.

“Jóvenes les invito a vivir el preseminario vocacional del 28 al 30 de diciembre de este año, mayor información en el Facebook Pastoral Vocacional Diócesis de Córdoba”, culminó.