El nuevo legado de Orizaba

Presentan el libro Orizaba, Corazón de las Altas Montañas que plasma el presente del Pueblo Mágico a través de las fotografías de Alfredo Morán

Daflin García

El Mundo de Orizaba

Un amanecer soleado del valle de Orizaba desde el cerro de El Borrego, un café con amigos en el Palacio de Hierro, un colorido tapete de Huamantla durante la fiesta de San Miguel Arcángel o una fuente espectacular en el ex Convento de San José.

Hoy por hoy, esto es nuestro Pueblo Mágico y toda su magia fue registrada recientemente por la lente del gran fotógrafo orizabeño, Alfredo Morán, quien en compañía del Ayuntamiento crearon un libro que registra el presente de nuestra ciudad y que a su vez esto sirve como un precedente de los cambios que se han dado en Orizaba.

Anoche, en la sala del Teatro de la Llave se realizó la presentación del libro Orizaba, Corazón de las Altas Montañas que es un registro de cómo se encuentra la ciudad en la actualidad.

A lo largo de sus páginas, el libro muestra las renovaciones de los edificios históricos, las fiestas tradicionales, la gastronomía de la zona, las exposiciones culturales y danzas que nos ubican como el Mejor Pueblo Mágico de México.

Identidad

“Este libro ya forma parte y contribuye a la identidad de los orizabeños”, expresó el alcalde Igor Rojí durante la presentación del libro, acompañado de su esposa, la presidenta del DIF, Marianna Díaz Abascal.

Junto al alcalde, también estuvo presente el autor de las imágenes, Alfredo Morán, quien señala que no hay mayor orgullo que plasmar su hogar desde otra perspectiva y con mucho amor.

“Espero que todos los orizabeños puedan identificarse con este libro, pues se lo dedico a ellos, quienes son inspiración y que contribuyen a que sigamos siendo un gran Pueblo Mágico”, comentó el fotógrafo.

En la mesa de presentadores también estuvo presente Mónica Arróniz, dueña de El Mundo de Orizaba, así como integrante del Consejo Editorial del libro Orizaba, Corazón de las Altas Montañas, quien expresó que el propósito de crear una obra como esta es que se quede un nuevo legado de la ciudad y que capte el presente más allá de una bonita imagen, sino que al ver una fotografía ésta sea capaz de trasmitir emociones.

De manera virtual participó Eulalia Ribera Carbó, historiadora especializada en Orizaba y quien redactó la información de este compendio de imágenes. En su mensaje destacó la belleza de Orizaba y la importancia de que una ciudad apueste por plasmar su presente.

Historias

Alfredo Morán contó que la creación de este libro estuvo salpicada de muchas anécdotas, tanto buenas, chuscas o malas, pero sin lugar a dudas, para él la foto de la portada de Orizaba, Corazón de las Altas Montañas fue la más emblemática, pues se dieron todas las condiciones para poder hacer la imagen mucho mejor de lo planeado.

Dijo que la idea era que se lograra ver la ciudad de noche, pero con un cielo entre azul y morado, aunado a la fiesta de San Miguel Arcángel, por lo que la imagen necesitaba ser tomada desde cierta altura desde el cerro de El Borrego, sin embargo, había temor porque en septiembre llueve mucho y Orizaba es impredecible con su clima.

“Pero todo fluyó, teníamos dos oportunidades de hacer la fotografía y la verdad es que salió mucho mejor de lo esperado… así como esa anécdota, me llevo muchas más de rodadas en bicicleta, salir corriendo, actualizar una imagen, despertar muy temprano, en fin muchas cosas que me llenan al hablar de este libro”, detalló.

Para finalizar, el alcalde dio a conocer que a partir de hoy el libro estará en todas las tiendas de souvenirs de Orizaba y espera que los ciudadanos se sientan identificados con este gran libro lleno de imágenes de nuestra realidad.

Imparables 3 meses

El proceso de selección, toma de fotografías, acomodo, textos, edición y afinación de detalles de lo que es Orizaba, Corazón de las Altas Montañas llevó un trabajo más de arduo de tres meses por parte del Consejo Editorial así como del fotógrafo Alfredo Morán.

Durante la presentación del libro, el alcalde Igor Rojí admitió que es tan reciente el libro, que se incluyen fotografías de la Iglesia del Carmen ya iluminada, a pesar de que esto se dio los primeros días de diciembre.

“Debo admitir que fue un trabajo más que arduo y agradezco a Alfredo Morán la paciencia y disponibilidad de hacer las fotos en todo momento”, dijo.

Para Alfredo, un libro es como un hijo y este libro es para él un orgullo más, pues le da la oportunidad de plasmar Orizaba, que tanto ama y al mismo tiempo fomentar la identidad.

“Yo aprendí a que siempre tenemos que ver hacia adentro, para mí es un orgullo poder hacer un trabajo como este”, destacó.