‘Bendice’ a región su suelo fértil

Gran variedad de frutas, hortalizas, flores y otros productos se cultivan en los campos de la con esto se debe en gran medida a la ‘buena tierra’ con que cuentan y los cuerpos de agua

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

El suelo de la región permite el cultivo de una gran cantidad de vegetales y hortalizas, gracias también al agua que permite la producción de diferentes frutos.

El 5 de Diciembre se conoce como el Día Internacional del Suelo, con el objetivo de conocer más sobre sus beneficios y la importancia de tener un suelo sano, así cómo crear acciones que permitan el uso de los recursos naturales sin dañarlo.

La Unión Internacional de Ciencias del Suelo insistió para llevar a cabo una jornada internacional para crear la fecha y homenajear al suelo debido a los beneficios que permite a la humanidad cómo la alimentación, hogar y los ecosistemas que se desarrollan bajo nuestros pies.

Fue en 2014 cuando el día se conmemoró por primera vez, tras la aprobación que hizo del día la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

Se estima que la tierra alberga un hábitat de más de dos millones de especies y que la mayor parte de esta biodiversidad se encuentra en el suelo aunque solo el 1% ha sido identificada, especies importantes para el equilibrio de los ecosistemas y la agricultura.

El suelo está conformado por roca como resultado de procesos erosivos registrados a lo largo de miles de años, así como de alteraciones físicas, químicas y materia orgánica resultado de la actividad biológica que se desarrolla en el suelo, hogar de infinidad de microorganismos.

Es ahí en el suelo, la capa superficial de la Tierra, en la que además de permitir el desarrollo de infinidad de especies, crece la vegetación y se desarrolla la agricultura imprescindible para la vida humana, de ahí la importancia de cuidar el suelo que te permite vivir.

El suelo bajo

nuestros pies

El suelo está compuesto por sólidos rocas, silicatos, óxidos de hierro, carbonatos, cloruros, nitratos, sulfatos, sólidos de origen orgánico, entre otros minerales; líquidos como el agua, sales, iones y diversas sustancias orgánicas, además de gases como el dióxido de carbono y una amplia variedad de gases según el tipo de suelo.

El suelo es muy variado en cuanto a propiedades y características dependiendo de la región.

Existe el suelo arenoso incapaz de retener líquido y por lo tanto poco fértil, suelos calizos abundantes en minerales pero áridos, también hay suelos con abundante materia orgánica qué lo hace fértil, suelos arcillosos, otros pedregosos y también hay suelos mixtos.

En tanto que en algunos municipios de la región predomina el suelo rigosol y retzina, compuestos por roca y abundante materia orgánica qué se encuentran sobre materia caliza, muy fertiles.

Otro tipo de suelo que también se encuentra en la región es del tipo cambisol, con la acumulación de arcilla carbonato de calcio, fierro y manganeso.

Una parte del suelo de esta región es pobre nutrientes del tipo acrisol y renolzina, susceptibles a la erosión no obstante en algunos casos presentan suficiente materia orgánica.

Existen también suelos del tipo litosol con abundante roca y tepetate, suelos muy duros.

Gracias a las características que presenta el suelo en la región, se ha podido desarrollar la agricultura y ganadería, pues con lo anterior podemos encontrar que aunque los municipios sean cercanos, sus características son muy variadas en cuanto a suelo, de ahí que en algunos municipios  la agricultura sea mayor y en otros menor.

Miles de hectáreas

dedicadas al campo

Debido a la fertilidad del suelo en la región, gran parte del territorio se destina para la agricultura, ricos frutos y vegetales crecen y se venden en los mercados más importantes cubriendo la demanda de productos agrícolas qué permiten ingresos a las familias qué se dedican a su cultivo.

De la región Acultzingo es el municipio según la Secretaría de Agricultura, que más hectáreas destina para la agricultura, al menos 8 mi 413 ha se destinan para el cultivo de maíz, frijol, aguacate, nopal, calabazas, flor de Cempasúchil, diferentes hortalizas, Maguey y otros derivados para forrajes.

Otro municipio con gran extensión de hectáreas para uso agrícola es La Perla ahí se destinan 5 mil 178 hectáreas para el cultivo de papa, habas, frijol, maíz, manzana además se produce gran variedad de floricultura principalmente se cultivan alcatraces.

En el caso de Maltrata se destinan dos mil 913 hectáreas a la agricultura principalmente se cosecha maíz elotero, frijol, calabaza, chile, cebollas, cilantro, tómate, jitomate, zanahoria, otros vegetales y aguacate criollo.

Nogales destina más de mil 186 hectáreas para el cultivo de cilantro, cebolla, calabaza, jitomate, chile, flor de muerto, aguacate, maíz, frijol, granadas, fresas, chayote, naranja agria y guayabas.

En Soledad Atzompa se cultivan en 2344 hectáreas mientras que en Xoxocotla se ocupan dos mil 111 ha para agricultura y Ciudad Mendoza con una cifra menor 560 hectáreas, en éstos municipios se cultivan productos muy similares manzana, durazno, café, pera, ciruela, entre otros.