Bastoneras, tradición cordobesa

Adoración Castelán
Diario El Mundo
Durante años, el objetivo principal del grupo de bastoneras fue la formación de niñas en la disciplina del “arte del bastón”, agregando a la formación de las pequeñas elementos como el ballet y el jazz. Fue un grupo formador de niñas y jóvenes que dejaron huella en nuestra sociedad, logrando haber marcado la niñez y juventud de sus integrantes a través de esta disciplina.
Los entrenamientos exhaustivos y el rápido crecimiento del grupo lograron la atención de la sociedad cordobesa, colocándose en un lugar importante dentro de la misma pero no solo eso, a nivel nacional, el grupo fue invitado a los principales eventos deportivos y sociales del país. En la modalidad de solista el grupo y su coach, la conocida y muy querida Mayte Aguilar Sánchez, obtuvieron varios premios internacionales, campeonatos nacionales y estatales.
La disciplina de este arte/deporte fue un forjador de mujeres profesionistas, productivas, fuertes, con visión, alta autoestima, sanas física y emocionalmente y, sobre todo, la práctica de este arte/deporte fue un factor de unión familiar. En la Actualidad, este grupo de niñas y jóvenes, ahora mujeres, el 75 por ciento de ellas son profesionistas al frente del hogar y su manutención.

Un gran reencuentro
De manera muy especial y con todo el encanto y entusiasmo del mundo, lo que siempre las caracterizó, se dan a la tarea de planear el reencuentro de sus integrantes en lo que serán dos fechas, la más próxima este 11 de diciembre, por supuesto que en la Ciudad de los 30 Caballeros que las recuerda con cariño. “Agradezco el espacio en Diario El Mundo, y sé que Córdoba recuerda nuestras participaciones con mucho cariño. Saludo a todas las guapas, entusiastas, disciplinadas y famosas ex bastoneras, y agradezco al comité que se formó para llevar a cabo esta reunión de todas las generaciones de ex bastoneras. Vamos a llevar a cabo una hermosa reunión, bien organizada, con el sello característico de nuestro grupo.  Vamos a poder conversar, y desde luego disfrutar el volver a vernos, reír y recordar juntas una de nuestras mejores épocas y de nuestra ciudad”, saluda entusiasta la capitana Mayté Aguilar.
Así pues, con este bello recuerdo plasmado en una breve semblanza de lo que fue este grupo en su momento y con estas fotografías que nos comparten, la invitación a las ex bastoneras que le dieron vida y color a los desfiles y eventos deportivos de nuestra ciudad, queda puesta sobre la mesa.
¡Qué bonito es recordar!