Sustituyen con drogas falta de amor maternal

Efraín Hernández

El Mundo de Córdoba

El principal motivo por el cual los jóvenes empiezan a consumir drogas es la falta de amor y atención de la madre a los hijos, coinciden la Doctora en Educación y docente,

Araceli Mata Contreras y la psicóloga Karen Vela Domínguez, por lo que exhortan a los padres de familia a estar atentos.

“De acuerdo a la psicología, se debe a la falta de amor de parte de la madre; se dice que cuando el adolescente se droga experimenta en la piel el calor de la mamá; entonces la droga sustituye el amor de la mamá”, explicó Mata Contreras.

Por su parte, la psicóloga Vela alertó: “Cuando un niño está vulnerable por violencia o falta de atención, está en riesgo ante las malas influencias, que con engaños lo van a llevar al camino de la drogadicción”.

Araceli Mata dijo que la droga ocasiona mayor producción de dopamina en el cerebro, que es el neurotransmisor que nos permite estar bien, además de que provoca  que se genere la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad.

La psicóloga Vela señaló que cuando el adolescente vive muchos problemas en la familia y sufre de violencia intrafamiliar y no tiene una estabilidad emocional, el consumo de los  estupefacientes lo lleva a evadir su realidad, y esto le genera la adicción.

La docente Mata abundó que el cerebro se acostumbra a producir dopamina con la droga y se complica su producción natural; esto conlleva a la necesidad del adolescente a volverse a drogar, a menos que logre encontrar algo que sustituya el efecto de los fármacos que también le produce dopamina, como hacer ejercicio, escuchar música o jugar.

La psicóloga recalcó que siempre habrá otros jóvenes que insistirán al consumo de la droga y buscaran a los más vulnerables.

“En estos casos cuando los jóvenes prueban las sustancias ilícitas fue porque alguien los indujo; pudiera ser la falta del amor de la mamá, pero lo que experimentan es más fuerte que todo y no la pueden dejar”, explicó la doctora Mata.