Se jubila tras 28 años de servir a sus pacientes

Yolanda con su esposo Carlos y sus hijos.

Redacción

Después de 28 años de esfuerzo y dedicación para buscar la recuperación y el bienestar de los pacientes, la enfermera Yolanda Reyes Luna cerró su ciclo y entregó su cofia.

Fue un 16 de octubre de 1993 cuando comenzó su historia en uno de los hospitales de Tehuacán, donde apoyada por su familia, puso todo su empeño a favor de los enfermos.

Ayer, al ritmo del mariachi y rodeada del amor de su familia, amigos y compañeros de trabajo, Yolanda fue homenajeada y despedida para iniciar una nueva etapa de su vida.

“Estamos orgullosos de ella y podemos decir que esos 28 años sirvió con amor y dedicación”, “le pedimos a Dios que te bendiga más en cada proyecto que venga adelante”, expresó su familia.

Asimismo, sus compañeros le mostraron sus respetos, su admiración y su cariño, así como buenos deseos para lo que viene.

Por supuesto, no faltaron los momentos de convivencia, donde los asistentes aprovecharon para abrazar y obsequiar significativos presentes a Yolanda, quien solo finalizó su trabajo como enfermera, pero seguirá presente en sus recuerdos.