Darán seguimiento a denuncias de maltrato

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

 

Región.- La Unión Internacional por los Derechos de Todos intervino ante acusaciones de supuesto maltrato y acoso laboral en la supervisión escolar 56.

Hacer unos meses a la Unión Internacional por los Derechos de Todos, llegó la petición de docentes para que fungieron como mediadores y conciliatorios debido a que supuestamente estaban siendo acostadas y maltratadas laboralmente.

En su momento la supervisora Juana de los Angeles Vera Beristain de la zona 56 sector quinto, había sido señalado de cometer diferentes irregularidades cómo de pedir cuotas para pagar los gastos y servicios de la supervisión, aunado a que Vera Beristain vivía en la supervisión.

También hubo señalamientos por supuestos actos de desconsideración y falta de tacto con maestras que padecían enfermedades graves además de que no estaba integrando a todos los maestros para las actividades que les competen.

Tras las quejas, se revisó cada caso y se tuvo el diálogo tanto con la supervisora como las partes perjudicadas y en ambos casos hubo dialogo para aclarar cada punto.

Las maestras declararon que se llegó a un acuerdo cordial luego de que la supervisora diera sus puntos de justificación quedando así exenta de lo que se le acusaba.

Por su parte la Unión Internacional por los Derechos de Todos continuará trabajando en las quejas de trabajadores contra sus jefes.