Covid ha servido para detección temprana del VIH

Ana De la Luz

El Mundo de Córdoba

Durante la pandemia, la cantidad de pacientes de VIH/Sida que se han identificado en forma oportuna en el estado se ha incrementado, incluso con edades de 15 y 16 años; sin ser una cifra abrupta, pero esto refleja el temor de quienes sospechan tener la enfermedad y ser más vulnerables al contagio de un segundo virus: la covid-19.

El médico internista Óscar Faibre Álvarez, egresado del Centro Médico Nacional la Raza, desde hace 14 años trabaja en el Hospital de Alta Especialidad del IMSS en Veracruz, en la clínica de atención a pacientes con VIH/Sida y en la Secretaría de Salud, refirió que en más de un año la emergencia sanitaria ha servido para la detección temprana del VIH.

Refirió que las zonas de mayor impacto son las conurbadas, las de mayor densidad poblacional, es el caso de la región Veracruz-Boca del Río que es una de las más afectadas; la Cuenca de Papaloapan, pero las ciudades grandes como Coatzacoalcos, Poza Rica, Xalapa, son las que mayor tendencia tienen.

“El riesgo es para cualquier persona con vida sexual activa y la cantidad de pacientes en los cuales se detecta más es en la población que tiene relaciones sexuales de alto riesgo, básicamente los homosexuales incrementan el riesgo por el coito anal que es un poco más traumático”, explicó.

Añadió que, en un coito heterosexual (hombre y mujer) la posibilidad de contagio se reduce, pero advirtió que hay mayor riesgo para la mujer, en una proporción de siete a un caso en esa circunstancia. Aseveró que otros grupos de riesgo según lo recabado en los pacientes, son aquellos con muchas parejas a la vez o que no usan protección en cada encuentro sexual.

“Esto último ocurre generalmente en jóvenes, adolescentes, pacientes que se detectan con VIH con 15 y 16 años que empezaron su vida sexual activa a los trece años, pero también está el otro extremo ya que tenemos gente adulta mayor con diagnóstico reciente de VIH a los 65, 70 o 75 años. En ellos la presentación es un poco diferente que se puede confundir con otro tipo de enfermedades y más remotamente se piensa que es VIH”, precisó.

LA FRASE:

“Hemos detectado adolescentes de entre 15 y 16 años con VIH y al extremo contrario adultos mayores de 65 a 75 años que son separados, divorciados o viudos y tienen relaciones frecuentes con pastillas que mejoran la función eréctil y que los pone más en riesgo”. Óscar Faibre Álvarez, médico internista del Hospital de Alta Especialidad del IMSS en Veracruz.

Prevalece la atención a pacientes

 El médico internista aseguró que, a pesar de la pandemia se mantiene la atención a los pacientes del VIH y del Sida, mediante su valoración para dar seguimiento a sus casos y otorgarles su tratamiento.

“En el IMSS, como ustedes saben hubo paro de muchas consultas en muchas especialidades que obviamente quizá no eran prioritarias en ese momento para enfocarnos en lo que llamamos como reconversión de los hospitales para la atención de los pacientes covid, pero una de las consultas que obviamente nunca paró es la VIH”, expresó.

Dijo que, al ser uno de los sectores vulnerables al contagio, tuvieron que recurrir al seguimiento médico a distancia para evitar que fueran a los hospitales y se les entregaron recetas resurtibles cada tres meses e incluso permitían que en pacientes controlables fuera un familiar a recoger sus medicamentos.

Respecto a los tratamientos, refirió que aún cuando en historiales largos existen algunos medicamentos que de pronto entran en cierto desabasto lo que asoció con la producción de los medicamentos a nivel mundial, pero afirmó que en los dos últimos años con los nuevos tratamientos antirretrovirales el suministro ha sido expedito.

Sin embargo, señaló que existen pacientes que sabiendo que ya tienen la enfermedad y al no tener ningún síntoma no acuden al médico hasta que la enfermedad está avanzado y presenta más complicaciones; otros abandonan el tratamiento lo que genera que el virus mute y lo hacen más resistente.

“Mi llamado a las autoridades es el fomentar más la cuestión preventiva, sobre todo en jóvenes, con el uso del preservativo, hacer más pruebas de detección oportuna. Ahora la OMS está echando esto a andar en diferentes hospitales del IMSS con un poco de retraso por la pandemia. Está el programa de tratamiento antirretroviral preventivo para disminuir el riesgo de infección hasta un 80%”, dijo.

LA FRASE:

“El llamado es sensibilizar más a la población porque creo que se le ha perdido el miedo al VIH/Sida pues sabe que hay un tratamiento óptimo y la sobrevida puede ser igual o mayor que la hipertensión y diabetes y eso le resta atención”. Óscar Faibre Álvarez, médico internista del Hospital de Alta Especialidad del IMSS en Veracruz.

TABLITA

Transmisión del VIH

 El VIH puede transmitirse de una persona a otra cuando la sangre o algún fluido corporal (semen, secreciones vaginales o leche materna) de una persona infectada ingresa al organismo de una persona no infectada. Entre las vías de transmisión se incluye:

II Sexo vaginal, anal u oral sin protección con una persona infectada.

II Compartir jeringas y otros utensilios en el consumo de drogas con personas que tienen el VIH.

II Exposición prenatal (antes del nacimiento) y perinatal (durante y justo después del nacimiento) de recién nacidos por sus madres con el VIH.

II Lactancia de madres infectadas con VIH

II Productos de transfusión sanguínea que contienen el virus.

II Trasplante de órganos de donantes infectados con el VIH.

Heridas profundas o accidentes que los profesionales médicos (por lo general, piquetes con agujas que fueron usadas en personas infectadas) mientras atendían o manipulaban la sangre de pacientes con el VIH.

LAS MÁS FRECUENTES:

1.- Vía sexual, por la promiscuidad

2.- Uso de drogas intravenosas al compartir jeringas

3.- Transfusión de sangre contaminada

4.- Transmisión vertical; de la madre al producto (bebé) al nacer