La digitalización del consumo en México

Hot Sale, Buen Fin, Black Friday y Cyber Monday, esos son los nombres de las festividades de consumo más importantes de México, algunas de estas importadas de grandes economías como Estados Unidos, y otras desarrolladas en territorio nacional para potenciar las ventas de las empresas locales en distintas épocas del año.

Aunque muchas de estas se hayan llevado a cabo en establecimientos físicos, lo cierto es que desde la llegada del coronavirus se han vuelto principalmente online, con gran parte de los consumidores comprando desde casa a través de Internet. Es por eso que muchos estiman que el e-commerce en México podría alcanzar los 50 millardos de dólares para finales de este año.

Pero, ¿dónde se estaría presenciando este proceso de digitalización del consumo? Un breve análisis sobre los cambios del mercado muestra lo siguiente:

  • Las redes sociales

Las redes sociales se habría convertido en el principal aliado de las tiendas de todo el mundo, ya que no solo permiten incrementar el alcance de forma gratuita (aunque sea necesario invertir en estrategia y personal especializado), sino también crear una relación directa con los prospectos que visiten nuestros perfiles.

De acuerdo a IAB, en su “Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos entre Internautas Mexicanos”, más del 60% de los encuestados utiliza redes sociales para investigar sobre la reputación de marcas y empresas antes de comprar. Casi el 70% utiliza redes sociales, siguen  los perfiles virtuales de distintas marcas, y se informan sobre lo más reciente que estas tienen para ofrecer, incluyendo promociones.

  • Compras por Internet y descuentos

El estudio demuestra que los compradores también han evolucionado para darle mayor importancia a la seguridad, siendo la desconfianza una de las principales barreras a las que se enfrentó el comercio electrónico en México.

Revelan que al menos el 69% se aseguró de que el sitio contara con certificado de seguridad, 36% investigó a fondo la información que le pareciera poco confiable, y 28% reportó correos electrónicos de dudosa procedencia.

Por su parte, los descuentos se han convertido en uno de los principales atractivos del consumo a través de Internet, ya que es mucho más fácil encontrar y comparar precios. Desde las ofertas de Sam’s Club y su catálogo con hasta 20% de descuento en productos navideños de la marca Members Mark, hasta los folletos del Buen Fin en Coppel o Cklass, cada vez es más común toparse con campañas de descuentos en Internet.

  • Tiendas sin cajeros

Por último, el comercio mexicano se estaría digitalizando no solo mediante el e-commerce, sino también a través de las famosas tiendas sin cajeros, establecimientos de consumo que comenzaron a popularizarse en Estados Unidos hace algunos años, y que se caracterizan por la automatización de las compras.

Aunque no se trate de un modelo completamente digital, sí es una experiencia híbrida en la que el consumidor puede comprar sin tener que interactuar con el personal de la tienda. El autocobro (cajas sin cajeros) es el modelo más común, sin embargo, algunas empresas incluso permiten la compra a través de Internet, haciendo que el consumidor solo deba dirigirse a la tienda para buscar sus productos.

Las cadenas que han comenzado a experimentar con tiendas sin cajeros incluyen a Walmart, Soriana, Chedraui y Oxxo.

El comercio en México está evolucionando de manera veloz, sobre todo desde la llegada del coronavirus a nuestro país. Aunque la digitalización total es un proceso que no sucederá de la noche a la mañana, sí es uno que ya estaríamos experimentando en el país, y que traerá grandes beneficios tanto a las empresas como a los consumidores.