Inicia este domingo tiempo de Adviento

Lucy Rivas A.
El Mundo de Orizaba

Río Blanco.- Como fieles católicos la “Corona de Adviento” cobra un gran significado, y a partir del 28 de noviembre comenzará el “Adviento” el tiempo de preparación para la Navidad, en donde cada domingo se enciende una vela como signo de vigilia.

A través de la parroquia el Sagrado Corazón de Jesús en Río Blanco, se motiva a los feligreses a conocer el significado de este ritual que comienza cuatro domingos antes de la Navidad, además de ser considerado el inicio del Nuevo Año Litúrgico católico.

Ante la pandemia por el Covid-19 por la que las familias han pasado, la tristeza, la enfermedad y hasta la muerte de seres queridos, ha dejado un gran vacío en los corazones, por lo que es importante vivir el Adviento y recuperar la fe y sentir el amor de Cristo.

Se explica que Adviento viene del latín “ad-venio”, que quiere decir “venir, llegar”, y dura cuatro semanas en donde cada domingo se enciende una vela como signo de vigilia.

La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para pedirle al dios sol que regresara con su luz y calor.

Sin embargo, los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas como medio para esperar a Cristo, celebrar su natividad y rogarle que infunda su luz en sus almas.

La Corona de Adviento, es de forma circular que no tiene principio ni fin, como el amor de Dios y refleja su unidad y eternidad. Es señal del amor que se debe tener hacia el Señor y al prójimo, que debe renovarse constantemente y nunca detenerse.

Las ramas verdes representan al Cristo vivo, la esperanza y la vida. En la corona de adviento se recuerda que Cristo está vivo entre nosotros y la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que se debe cultivar durante Adviento.

Tiene cuatro velas, que se van prendiendo semana a semana, en los cuatro domingos de adviento y con una oración especial.

Las velas permiten reflexionar la oscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo, como las velas de la Corona.

Así como las tinieblas se disipan con cada vela que se enciende, y los siglos se van iluminando cada vez más con la cercana llegada de Cristo al mundo.

La Corona de Adviento tiene tres velas moradas y una rosada que se enciende el tercer domingo de Adviento. El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que se debe tener como preparación para la llegada de Cristo. Mientras que la rosada representa el gozo que se siente ante la cercanía del nacimiento del Señor.

Es de señalar, que en algunos lugares, todas las velas de la Corona se sustituyen por velas rojas y en la Noche de Navidad, en el centro, se coloca una vela blanca o sirio simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.

Por lo que exhortan a las familias a vivir el tiempo de Adviento, armando, decorando y motivando a los niños a vivir estas fechas explicándoles la tradición de la Corona de Adviento y su significado.

Destinar un espacio especial en el hogar, para que la puedan ver los miembros de la familia y recordar la venida de Jesús y la importancia de prepararse para la Navidad.