¡Bravo, maestro!

Adoración Castelán
Diario El Mundo
En su reciente visita a Córdoba, entrevistamos en exclusiva al maestro Leonardo del Castillo, integrante del Trío Chopin, quien fue uno de los invitados especiales de la Casa de la Cultura de Córdoba por su 40 aniversario.
Del Castillo, nacido en la Ciudad de México y radicado en Xalapa, nos contó un poco sobre sus inicios en la música y cómo una circunstancia no planeada lo llevó a salir del país y llegar a Europa, en donde obtuvo una preparación fabulosa que lo hizo regresar a México y convertirse en lo que actualmente ha logrado llegar a ser: un pianista excepcional.
Además de ser un virtuoso del piano, Leonardo del Castillo es catedrático de
la Facultad de Música de la UV y del Instituto Superior de Música del estado de Veracruz (ISMEV). Con estas instituciones colabora intensivamente en proyectos de ejecución, enseñanza y divulgación musical, explicó.

Sus inicios
La preparación de Leonardo, que lo ha llevado a convertirse en lo que hoy es, inicia desde sus apenas ocho años de edad cuando la música se volvió en el mejor camino para explotar su talento.
“Mis inicios fueron en la ciudad de México, primero a nivel particular y después en la Facultad de Música de la UNAM. Recuerdo que por la huelga de 1999 tuve que irme al extranjero y graduarme allá con dos maestrías. Confieso que tuve claro desde muy joven el querer dedicarme a la música, si bien surgieron dudas cuando tuve mi primera aproximación al cine de arte y de autor, a los 16 años. Sin embargo, decidí continuar con la música”, recuerda Leonardo, quien ha sido alumno de maestros como Javier González Pichardo (particular) y Néstor Castañeda León y Carlos Vázquez de la Facultad UNAM y de Austria, Universidad de la Música de Graz, Austria, respectivamente.