Afectará Reforma Fiscal a donatarias

Omar Falcón Aburto, abogado y notario, señaló que con esta Reforma se corre el riesgo de que quienes donaban, dejen de hacerlo

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Con la entrada en vigor de la Reforma Fiscal en 2022, las asociaciones civiles, entre ellas los clubes Rotarios, corren el riesgo de ya no recibir donaciones debido a que estarán limitadas para deducir impuestos.

El abogado y notario, Omar Falcón Aburto, consideró que la Reforma Fiscal del 2022, es un tema que preocupa a todas las asociaciones civiles, sobre todo, en el sentido del cumplimiento y acreditamiento de todas las donatarias autorizadas para recibir esos donativos.

Reconoció que en algunas ocasiones no ha habido buenos manejos de las donatarias, sin embargo, como asociaciones que se dedican a fines no lucrativos, el buen manejo en cuestiones fiscales contables no va a traer problemas.

Si bien, con esta reforma hay mayores reglas y situaciones qué observar, deberán estar atentos a cumplir con todos los informes y situaciones al respecto.

Sin embargo, se corre el riesgo de que quienes donaban, dejen de hacerlo debido a que esas donaciones estarán muy limitadas para ser deducibles de impuestos.

“Con estas reglas fiscales hay un mayor control de todo lo que hasta ahorita no se ha podido controlar, y creo que nos pone atentos a todos para observar y cumplir con todos los lineamientos que requiere la autoridad”, comentó.

Se corre el riesgo de que disminuyan las donaciones que reciben las asociaciones civiles, pero también se corre el riesgo de que las donatarias autorizadas pierdan sus registros.

“Cada día las reglas en esta materia se han venido acotando, se han venido especificando más, y a las donatarias nos pone en el hecho de cumplir cabalmente con las obligaciones que se nos están mencionando; cada día va a ser más difícil encontrar donantes que quieran obtener un recibo deducible por algunas limitantes que ya existen”, comentó.

Consideró que con estas medidas que se adoptan para las donatarias, les deja un sabor agridulce debido a que son las asociaciones civiles las que están haciendo aportaciones importantes para atender las necesidades de la población.