‘Municipios podrían perder su autonomía’

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Los municipios podrían perder su autonomía ante la pretensión del Gobierno del Estado de querer cobrar el impuesto predial a partir del 2022; esto podría provocar atrasos en la aplicación de los recursos en beneficio de los ciudadanos.

Lo anterior, en opinión del alcalde Igor Rojí López, quien señaló que en el caso de Orizaba, los niveles de recaudación por predial alcanzan el 96%; pues la gente paga puntualmente este impuesto y los servicios municipales porque ve invertido esos pagos en obras y en la propia calidad de los servicios.

Anualmente por concepto de impuesto predial y cobro de servicios municipales, el Ayuntamiento de Orizaba recauda aproximadamente 70 millones de pesos, lo que representa el 10 por ciento del presupuesto total que se maneja para la ciudad en un año.

Indicó que el ayuntamiento de Orizaba es capaz de hacer esa cobranza del impuesto predial de manera eficiente a partir del día 2 de enero, y aplicar los recursos en beneficios para los ciudadanos.

De acuerdo a la propuesta de que sea el Gobierno del Estado el que cobre el impuesto predial y lo acepten de manera voluntaria los municipios, señaló que tendría que dialogar con el próximo alcalde de la ciudad y con los próximos ediles, para ver si ellos están dispuestos a que estos recursos sean cobrados por el Estado.

“Nosotros como Ayuntamiento de Orizaba tenemos un Código Hacendario Municipal, una Ley de Ingresos aprobada por el Congreso, y que de alguna manera nos permite a través del artículo 115 Constitucional, en donde se marca la autonomía municipal, cobrar este impuesto”, detalló el alcalde orizabeño.

“Yo creo que es totalmente incongruente que ahora quieran ellos -el Gobierno del Estado- recaudar el dinero cuando lo que nos está pidiendo la Federación es que tengamos la capacidad de recaudar de una mejor manera, más eficiente, para tener dinero para infraestructura”, comentó.

Pero si el Gobierno del Estado quiere a centralizar todos los cobros esto sin duda contradice lo que les han dicho a los municipios.