Concluyen reparación de rampas y coladeras

Betsabé Cárdenas García
El Mundo de Córdoba

Fortín.- Después de exponer la preocupación de vecinos de Villa Unión por la falta de una alcantarilla y rampas para discapacitados en una obra a punto de concluirse, los trabajadores atendieron las peticiones y construyeron dichas solicitudes pues representaba un peligro para la población.
Es importante mencionar que desde el mes de mayo comenzó la ejecución de esta obra que consta de la pavimentación con carpeta asfáltica, banquetas y guarniciones, sin embargo, a seis meses de los trabajos, vecinos permanecen preocupados porque a pesar de los señalamientos encargados de la obra, no atendían sus peticiones.
El mes pasado, los vecinos expusieron su preocupación porque la obra está a punto de concluirse y por lo tanto mantenían el temor de que se quedarán a medias los trabajos.
Los vecinos exhibieron la acumulación de aguas residuales y pluviales en una especie de tanque que construyeron en la descarga de la tubería, “tiene alrededor de un metro de profundidad y el agua se queda estancada, hay mucho mosquito y puede ser dengue, otro problema es que no cuenta con ningún señalamiento y eso es un riesgo para la población”, mencionaron afectadas.
En ese punto de la obra fue colocada una reja para evitar que las personas se caigan en el hoyo y de esta manera evitar un accidente.
Otra de las solicitudes atendidas fue la construcción de dos rampas para niños discapacitados pues las banquetas quedaron altas y no tenían un espacio adecuado para salir de su casa en silla de ruedas.
Los vecinos agradecieron que las autoridades y los trabajadores atendieron sus peticiones antes de que terminarán la obra pública.