Veracruz uno de los pilares de la Armada de México: Cuitláhuac

Agencia AVC.

Xalapa, Ver.- (AVC/Perla Sandoval) Veracruz es uno de los pilares de la Armada de México, aseguró el gobernador Cuitláhuac García Jiménez durante la Ceremonia Conmemorativa del Día de la Armada de México desde la Base Aeronaval de Veracruz.

El mandatario morenista aseguró que la labor de la Marina-Armada de México ha tenido un papel destacado en la historia del país y que Veracruz ha sido parte de ello, al recordar que el 23 de noviembre de 1825 la Armada logró la rendición del último reducto español en México.

“Es motivo de orgullo que en este día se mencione a Veracruz y que sea uno de los pilares de la Armada de México a nivel nacional, por eso me da mucho gusto. Aprovecho para mencionar que hoy en día la Marina representa para nosotros un motivo más de orgullo por el papel destacado que ha hecho en todas las labores destacadas encargadas por el presidente de la República”.

Y es que recordó que aunque fue en 1821 cuando se firmaron los Tratados de Córdoba en los que se acordó la Independencia de México y la retirada de las tropas españolas de la capital del país, fue hasta 1825 que se logró la rendición de los españoles.

“Viene a conformar la historia de nuestro país y los momentos actuales serán renombrados en un futuro y ahí estará la Armada de México”.

Al hacer uso de la voz, el contraalmirante Esteban Martínez Maya, comandante de la base aeronaval de Veracruz, recapituló que tras la conformación del nuevo Estado mexicano, el gobernador de Veracruz, José Dávila, desconoció la independiza y tomó la fortaleza de San Juan de Ulla el 23 de octubre de 1821.

Esto generó que el gobierno mexicano adquiriera buques de guerra y de esta manera se integró la primera escuadrilla naval con “Iguala”, “Anáhuac” y las balandras cañoneras “Tuxpan”, “Papaloapan”, “Tampico”, “Tlaxcaltelca”, “Chalco”, “Chapala”, “Orizaba” y “Zumpango”.

Es así que el 27 de octubre de 1822 el brigadier Francisco Lemur ordenó el bombardeo a Veracruz desde San Juan de Ulúa, la respuesta fue un bloqueo naval a la fortaleza el 8 de octubre.

En noviembre de 1825 españoles intentaron llegar a brindar auxilio a la fortaleza pero la cuadrilla mexicana que bloqueó por varias horas el acceso principal al fondeadero, provocó la retirada final de la cuadrilla hacia Cuba y entregaron San Juan de Ulúa a los mexicanos el 23 de noviembre de 1825 y con ello se concretó la independencia nacional.

Por su parte, el Almirante Santiago Jorge Morgado Gómez, comandante de la primera región naval legó el discurso oficial en el que señaló:

“Debemos agradecer a nuestro pueblo por hacer posible dos siglos de historia de nuestra Armada; agradezcamos y correspondamos a los mexicanos por la confianza que nos tienen. Gracias a nuestra nación por permitirnos el alto honor de salvaguardar su libertad, seguridad y soberanía”.