En Cumbre, migración, seguridad y economía

Agencias

El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó este jueves en Washington a Joe Biden impulsar la reforma migratoria en Estados Unidos prometida, que permitirá la regularización de 11 millones de mexicanos indocumentados.

“Ningún otro presidente ha expresado como usted un compromiso inequívoco para mejorar la situación de los inmigrantes”, le dijo López Obrador a Biden en la Casa Blanca, en presencia también de su homólogo canadiense, el primer ministro Justin Trudeau.

Fue en el marco de la Cumbre de Líderes de América del Norte (CLAN), conocida coloquialmente como los Three Amigos. Es la primera vez en cinco años que se celebra este encuentro político y económico, creado en 2005 con carácter anual, y que Donald Trump torpedeó sistemáticamente.

Durante la cumbre, López Obrador pidió a sus homólogos dejar de rechazar migrantes, con el fin de cubrir la necesidad de fuerza de trabajo en Canadá y Estados Unidos

En ese sentido, López Obrador elogió el plan de su homólogo Joe Biden para regularizar la situación migratoria de 11 millones de trabajadores que laboran en su país.

“Deseo que usted cuente con el apoyo del Congreso y de los legisladores… Los mexicanos estaremos atentos y en su momento nos pronunciaremos con respeto y franqueza, y también sabremos corresponder con gratitud y amistad”, señaló.

Sobre China, López Obrador se mostró contundente al decir que la cooperación regional es indispensable para poner coto al creciente poder del país asiático, que representa el 14.4% de los mercados globales, frente al 13% de Norteamérica. López Obrador usó unos datos basados en la última década, según los cuales, de confirmarse esa tendencia, si los tres países no hacen nada, en 2051 Pekín tendrá una cuota del mercado mundial del 42% (frente al 12% de México, Estados Unidos y Canadá).

Ofrece Biden trato de iguales

Por su parte el presidente Joe Biden ofreció a su homólogo no dar a México un trato de amigos del sur, sino un trato de iguales.

“Siempre dije que no iba a ser la política de buenos vecinos sino la política de iguales. Y en realidad, señor Presidente, ya no usamos expresiones como nuestros amigos del sur, sino que estamos hablando de nuestros pares, nuestros países están en pie de igualdad y eso es lo que me gusta”, expresó.

La atmósfera del encuentro, de los presidentes de 68 y 78 años de edad, fue de tranquilidad.

El primero en hablar fue Biden, quien utilizó algunas tarjetas para guiar sus expresiones; mientras que López Obrador no solo improvisó, sino que no realizó ninguna pausa para permitir la traducción al inglés.

Como consecuencia, la traductora que lo asistió se vio obligada a realizar una especie de síntesis del discurso del tabasqueño.

Reunión con Trudeau

El día arrancó para López Obrador con una cita con el primer ministro canadiense, en la que hablaron de profundizar la integración económica y en materia de seguridad entre ambos países. La lucha contra la desigualdad, y la cooperación comercial marcaron esa primera reunión. El programa culminaba con el encuentro entre los Three Amigos.

Los temas del orden del día eran la gestión de la salida de la pandemia, el cambio climático, la situación en Cuba, la crisis del desabastecimiento, las reformas eléctricas, la defensa y, el más acuciante de todos, la inmigración.

++++++++++++++++tablita

ACUERDOS CON CANADÁ

México y Canadá llegaron a los siguientes tres acuerdos:

II Se buscará la reconciliación con los pueblos indígenas y poner a comunidades originarias en el centro de las políticas públicas

II Combate a la desigualdad a través de medidas de redistribución justa de la riqueza

II Promover la competitividad de la región.