Covid impulsa bebés prematuros

Alejandro Aguilar

El Mundo de Córdoba

Durante el 2021 se disparó la tasa de bebés prematuros.

Datos de la Subdelegación del IMSS en Córdoba indican que durante el 2020 la proporción de bebés prematuros fue del 7.4, mientras en lo que va de este año el registro aumentó a 10.3 por ciento.

Para el pediatra neonatólogo Augusto Rafael Aguilera Joaquín, el incremento se debió a que las mujeres no tuvieron acceso a atención prenatal por la pandemia.

Cada 17 de noviembre la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro, en el que se busca resaltar la importancia de estos niños, ya que mayoritariamente necesitan cuidados especiales para garantizar su crecimiento de manera saludable y disminuir o evitar lesiones que afecten su salud y calidad de vida.

En México, de los 414 mil bebés que nacen en el IMSS cada año, 40 mil 411 son prematuros, es decir, el 9.7 por ciento están en dicha condición.

Según el instituto, un nacimiento se considera prematuro cuando ocurre antes de las 37 semanas de gestación y éste puede darse antes de las 28 semanas (prematuros extremos); entre las 28 y 32 semanas (muy prematuro) y lo que se denomina como prematuro tardío, que es a partir de las 32 semanas y antes de llegar a las 37.

En esta situación nacieron 174 bebés durante el 2019 en el IMSS Córdoba; para 2021 fueron 108 y de enero a agosto del 2021 fueron 75 bebés prematuros, y aunque la cifra absoluta de estos nacimientos disminuyó, la tasa aumentó en estos años en 8.6, 7.4 y 10.3 por ciento respectivamente.

Lo anterior se desprende de una respuesta del IMSS mediante la Plataforma de Transparencia (folio 006102338521), cuyo oficio detalla que en estos años 180 bebés fueron del sexo femenino y 188 del sexo masculino.

Repunte en pandemia

En tanto, en los hospitales de la Jurisdicción Sanitaria número 6 de Córdoba la incidencia es menor pero con un ligero repunte durante la pandemia.

En una oficio vía Plataforma de Transparencia (folio 0111221) se revela que de los 4 mil 218 un total de 184 fueron bebés prematuros (4.3 por ciento) en el 2019; en el 2020 de los 3 mil 401 la autoridad reporta que 150 fueron prematuros (4.4 por ciento). De enero a agosto del 2021 la tasa fue del 3.5 por ciento, ya que de mil 721, 61 fueron bebés prematuros.

En entrevista con Augusto Rafael Aguilera Joaquín, pediatra neonatólogo del IMSS en la subdelegación Córdoba, explicó que dicha situación se debe, además de la madre, a las dificultades que generó la pandemia en los servicios de salud y el confinamiento.

“Es por el aislamiento; (…) muchas consultas se cancelaron y se atendía la pura urgencia, y los controles prenatales se vieron afectados. Sí hubo un impacto debido al aislamiento… muchas mamás que ya venían con síntomas respiratorios sí se tenían que tratar el embarazo en ese momento y por eso se vio un poco de incremento”.

Causas

Expuso que de forma general las principales causas de los nacimientos prematuros es por preeclampsia de la madre, un bajo estrato socioeconómico y en algunas veces aunado al tabaquismo o toxicomanía de la mamá.

El especialista detalló que entre más prematuro sea el bebé, mayor es el riesgo que enfrenta su organismo, pues muchos de sus órganos aún tienen que llevar un proceso de desarrollo y madurez.

“Lo que buscamos es que el bebé regrese a casa con un peso aproximado de mil 800 gramos, cuidar su temperatura y que no dependa del oxígeno. Se tienen que mandar a valoración por oftalmología, cuidado de la retina, que no tengan riesgo y que no queden con ceguera”.

Recomendó a las mujeres embarazadas el acudir a su control prenatal para evitar el nacimiento prematuro, así como el tomar reposo, tomar líquidos, verduras, ácido fólico y en esos tiempos cuidarse del Covid.