Benito Ocaña cumpliría hoy 23 años

De la Redacción
Octavio Ocaña, famoso actor de Televisa por su participación desde que era un niño en la serie Vecinos, murió el pasado viernes 29 de octubre en circunstancias que no han quedado muy claras hasta la fecha. Según la Fiscalía del Estado de México, el actor falleció por un disparo de un arma que se encontraba en el interior del vehículo y que se accionó al chocar el auto con un muro.
Octavio Augusto Pérez Ocaña nació en Villahermosa, Tabasco el 7 de noviembre de 1998, desde pequeño incursionó en los programas de televisión junto a sus dos hermanas Bertha y Ana.
Ocaña, tenía 22 años. Y aunque trabajó en otras producciones: Lola… Érase una vez (2007), La familia P.Luche (2007), Hermanos y detectives (2009); Te doy la vida (2020); La mexicana y el güero (2020); entre otras, su personaje emblemático fue Benito Rivers, el mismo actor durante una entrevista comentó que Benito cambió su vida y que no lo llamaba por su nombre real, sino por el que tenía en la serie, situación a la que se acostumbró.
“Yo ya soy Benito, la gente en la calle me llama así y creo que más bien me he tenido que adaptar a que me llamen por ni nombre, Octavio, porque toda la vida me han dicho Benito”, afirmó el mexicano.

El debut
La actuación llegó a su vida a temprana edad, seis, justamente con Benito, y aprendió a manejarse ante las cámaras con los consejos de sus compañeros. “Cuando empecé a trabajar no sabía ni decir la ‘r’, me enseñaron a actuar todos los compañeros y ahora somos una familia”, contó
Su catapulta con el personaje se da cuando conoció al productores de Vecinos, Elías Solorio, y al actor Eugenio Derbez, quienes en ese entonces grababan La familia P.Luche.
“Me encontré a Eugenio y le dije: Tú eres el que sale como el Longe Moco, como fan y lo imité y le llamó la atención. Le dijo a mi papá que me llevara al ‘casting’, y yo dije que quería ganar dinero y actuar, me llevó y me quedé”, dijo Ocaña.
El actor contó que hace poco se enteró cómo fue su proceso para ser el niño de la comedia, ya que se sometió a dos pruebas, la primera en el Estadio Azteca y la segunda en la casa de Derbez.
“César Bono y Solorio me contaron que para la última prueba ya me habían elegido pero audicioné con dos niños más. A César se le acababa de morir un amigo que se llamaba Octavio y él pidió que yo estuviera con él porque éramos narizones y le recordaba a su amigo”, relató Ocaña.
Ocaña, cuando tuvo 11 años, dejó Vecinos, luego de tres temporadas, y se dedicó a estudiar y al futbol. En la universidad tenía planes de seguir Ingeniería mecánica automotriz, sin embargo nuevamente retomó la actuación y retornó para la temporada 10 de Vecinos, como Benito pero ya adulto.