Devoran plagas la flor de cempasúchil

 

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Acultzingo.- Productores de flor de muerto de Acultzingo reportan una disminución de hasta el 30% de su producción para esta temporada, plagas como la gallina ciega contribuyeron, esto causaría un incremento en el costo comercial; no descartan promover un subsidio.
Los campos del municipio se han pintado de naranja con el cempasúchil, flor endémica del continente americano que decora tumbas y altares, que es considerada la luz en el camino para guiar a las almas desde el Mictlán hasta los hogares de sus seres queridos.
Y desde hace varios años los campesinos en Acultzingo comenzaron a introducir el cultivo de flor de muerto, pues gracias a las condiciones climáticas es factible su producción, no obstante, las plagas y la falta de apoyos a los floricultores representan grandes retos.
De acuerdo a la experiencia de los productores, hace algunos años, la flor de muerto no era tan demandada, de hecho anteriormente, la producción era tanta que el comercio no tenían la misma respuesta, lo que generaba pérdidas económicas, esto motivó a muchos a abandonar la producción de la flor de cempasúchil, no obstante, ahora es un producto más valorado.
Proceso de cultivo
Para que a los mercados y posteriormente a los cementerios y hogares de la región llegue la flor de muerto, tienen que pasar cerca de cinco meses de intenso trabajo de los productores.
Erasmo Hernández, floricultor, explicó que el proceso de cultivo de la flor de muerto inicia en julio cuando plantan las semillas.
Al mes, una vez que germinó y que alcanzó los 20 centímetros, el cempasúchil es trasplantado al terreno donde continuará su desarrollo hasta obtener la flor.
“Se hace el seguimiento, todos los cuidados, hay que retirarle la maleza, pasar el arado, riego, fertilización, darle tiempo para que crezca y de sus primeros botones, estimando que a diez días de su corte ya esté a un 70% de floración para cubrir la demanda”.

Gestionan apoyos
Así como existen apoyos exclusivos y subsidios para diferentes cultivos como el café, la caña de azúcar, entre otros, estará promoviendo que se destine un apoyo similar para el cultivo de flor de muerto.
Tomando en cuenta que la flor de muerto es un símbolo de identidad nacional y México es considerado centro nativo, los productores requieren apoyos.
Debido a la falta de apoyo para el cultivo de las más de 35 especies de cempasúchil, países como China se han convertido en potencia en producción a nivel mundial, desplazando a México.
“Estoy trabajando en formar un comité, para externar mediante diferentes medios y que se pueda crear una iniciativa a favor del productor de cempasúchil, tomando en cuenta que como la flora de muerto es un cultivo emblemático y la tradición del Día de Muertos ha trascendido a nivel internacional, se necesitan apoyos para fomentar su cultivo.
El Gobierno no se ha trabajado en generar subsidios o seguros como pasa con el café, la caña, en la flor de muerto no existe ese apoyo”.
La creación de apoyos exclusivos al cempasúchil, permitirá la recuperación de semillas nativas, pues debido a que la producción la dominan otros países, las semillas que predominan están genéricamente modificadas.
“Es un fácil sentirse orgulloso de la tradición de Día de Muertos, pero no se está haciendo nada por el campesino para que tenga los medios para que la tradición siga”.
Destacó que programas como Sembrando Vida, no están diseñados para beneficiar a la floricultura, dado que se trata de un programa donde lo que se pretende es reforestar con árboles frutales y maderables, la floricultura no se ve beneficiada, por lo tanto se requieren programas exclusivos para la flor de cempasúchil.

Afectan plagas y producción
sta temporada se vio afectada por la plaga de la gallina ciega, de hecho los pronósticos apuntan a que este año tendrán mucha demanda y poca producción lo que derivará en altos costos. Varios productores tuvieron este problema, en tanto que en otras zonas como Puebla, se vieron afectados productores por la lluvia y granizo.
En años anteriores en promedio el costo del ramo estándar supera los 230 pesos, pero debido a las complicaciones, el precio podría ser mayor de un 30 a un 50% más.
“Anteriormente era tanta la producción de la flor que la teníamos que tirar porque no había venta pero ahora ya incremento, se le ha dado más valor, hay más demanda sin embargo el productor enfrenta grandes retos para cultivar la flor que prefiere destinar su campo al cultivo de granos o alimentos en lugar de cultivar flor de temporada”.