Cultivos alternativos y sustentables

Orizaba tiene uno de los más grandes sistemas de producción de plantas y peces a través de la acuaponía, conoce sobre este trabajo

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Orizaba tiene uno de los más grandes sistemas de producción de plantas y peces a través de la acuaponía. La regidora Rocío Sosa impulsó este proyecto que tiene una producción de mojarras, apio, lechuga, cebollín, jitomate, entre otros.

El sistema acuapónico es una combinación de dos sistemas de producción: la acuicultura como es la engorda de peces o productos acuicolas que incluso puede hacer mariscos como el camarón o crustáceos como los cangrejos de río o langostinos. Pero en el caso de Orizaba, el sistema acuapónico trabaja con el pez tilapia.

Sin embargo, se combina la acuicultura con la hidroponia, que consiste en cultivar vegetales sin la necesidad de utilizar sustratos de tierra o de suelo; simplemente a través de soluciones nutritivas que van a estar constantemente fertilizando a la planta, explica Rogelio Díaz.

“Lo que nosotros hacemos es aprovechar los desechos del pez, hablo de las heces del pescado, a través de procesos microbianos y bacterias que están de manera natural en el medio ambiente, ya la degradan hasta los nutrientes que las plantas se pueden aprovechar a través de sus raíces”, comento.

Las heces del pez volverían el agua tóxica para ellos mismos, morirían si se mantuvieran en esa misma agua, pero lo que se hace es que a través de bombas se hace recircular esta agua, las bacterias hacen su trabajo y degradan estas heces del pescado, y las plantas a través de sus raíces las absorben, y vuelven a purificar el agua para los peces. Las plantas crecen y se pueden cultivar y al mismo tiempo se está produciendo el pescado.

La misma

El agua con la que se está produciendo el pez es la misma cantidad de agua que sirve para cultivar las plantas; se le da un doble uso al agua.

Se ha llegado a producir una gran cantidad de pez tilapia, pero también se produce jitomate de bola, jitomate ojo de venado, tomate verde, chile jalapeño, chile, fresas, habanero, pimiento morrón, apio, lechuga roja galáctica, lechuga orejona, lechuga baby y lechuga tropical, además de plantas aromáticas como lo son el tomillo, citronela, la albahaca, el romero, ejote, cebollín largo, acelga, ajos, mostaza, chícharo, garbanzos; hay una gran variedad de cultivos que se adaptan a este sistema. Ahora están tratando de adaptar una especie de zanahoria para este sistema cuyo desarrollo es muy rápido a comparación con lo que se hace en la tierra. A través del sistema acuapónico, los cultivos crecen en un 30 por ciento de más velocidad.

Este sistema es rico en nitrógeno, pero carece de otros nutrientes como el hierro, por ello se deben de buscar hortalizas que sean más adecuadas a este sistema.

Gabriela Escamilla, explica que es importante alinear a los peces, es decir, quitarles las víceras para obtener un pescado de mejor calidad y con mas vida de anaquel.

Explicó que los fines productivos de acuaponía son didácticos, por ello no se tiene un registro de los niveles de producción tanto de empresas como de leguminosas.

Sin embargo, las familias que quieran adoptar el sistema acuaponico para fines productivos, pueden tener una cosecha de mojarra tilapia en 7 meses.

En los siete meses que dura la producción del pez, se dan de cuatro a seis ciclos de producción de plantas, dependiendo el tipo.

Por ejemplo, si solo se sembraran lechugas, en los siete meses de producción del pez se sacarían seis ciclos de cosecha de lechuga.

Alternativa

“La acuaponía es una alternativa sustentable para la producción de alimentos, y busca ampliar esas posibilidad de cultivo y de cosecha para consumo. El poderse adaptar tan fácilmente, es un punto muy positivo para el acuaponía como en lugares rurales en donde existe escasa cantidad de agua y el clima es muy extremo”, comentó.

Además este sistema se puede practicar en muy pocos espacios; en azoteas o patios.

Detalla que para venderlo o introducirlo al mercado, los peces tienen que tener un mínimo de medio kilo de peso.

Desde que es un alevín, que es un huevesillo o un pescado muy joven, el tiempo de engorda va de 5 a 7 meses dependiendo los parámetros y las metas planteadas para la producción.

Rogelio Díaz, detalla que el proyecto municipal que tiene el Ayuntamiento de Orizaba a través del sistema de acuaponia no está destinado para fines productivos, por ello no tienen un ciclo mensual o trimestral en el que estén produciendo la carne de pescado.

Sin embargo, este sistema si puede ser productivo y escalable desde los 3 meses hasta cada semana.

Además de mostrar el sistema acuapónico, se les capacita a todos aquellos que deseen implementarlo en sus viviendas. Pero además, enseñan a crear sus propios repelentes de plagas con ingredientes orgánicos para que sus cultivos sean libres de quimicos.

María Luisa López Torres, ingeniero agrónomo, encargada del lugar hace una invitación a los orizabeños y a Los visitantes de Orizaba para que acudan a conocer el sistema acuaponico municipal.

Las instalaciones se ubican casi frente al BiOri, a un costado del río Orizaba en el sur de la ciudad.

“Es un sistema muy interesante que nos da la oportunidad de producir alimentos de calidad”, comentó.

En este trabajo la acompañen también Gabriela Escamilla, estudiante de medicina veterinaria zootecnista de la UNAM, quien aprovechó que tiene clases en línea para venirse a vivir a Orizaba y prestar un servicios en este espacio de producción. Rogelio Díaz, ingeniero en procesos, también participa en el trabajo que se desarrolla en acuaponía Orizaba.

Para saber:

Acuaponía es el sistema de producción de plantas y peces que combina la acuicultura tradicional, que es la cría de animales acuáticos como peces, cangrejos de río y camarones; con la hidroponía, cultivo de plantas en agua en un medio ambiente simbiótico.