Fijan fianza a Fidel Kuri

Una jueza determinó cambiar la medida cautelar al exdueño de los Tiburones Rojos, con una garantía económica de 100 mil pesos para enfrentar el proceso desde casa

De la Redacción

Córdoba.- Fidel Kuri Grajales podría enfrentar en libertad su proceso penal por el delito de fraude, pagando la cantidad de 100 millones de pesos, monto que su defensa consideró desproporcionado, por lo cual apelarán dicha cantidad. En tanto, el empresario y político deberá seguir recluido en Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Santiaguito en Almoloya de Juárez, Estado de México.

La nueva medida cautelar establecida por una jueza de control del Poder Judicial del Estado de México (PJEM) adscrita al Distrito Judicial de Toluca, establece además que Fidel Kuri deberá presentarse una vez por semana ante el director general del Centro Estatal de Medidas Cautelares haciendo constar que su arraigo es un domicilio de la Ciudad de México.

Además, tendrá prohibido salir del país sin autorización judicial, por lo que deberá entregar a la Secretaría de Relaciones Exteriores su pasaporte.

El ex diputado federal por el PRI es acusado de fraude por un monto de 139.2 millones de pesos, en agravio de Arrendadora Internacional Azteca, S.A. de C.V., propiedad de Ricardo Salinas Pliego.

Sin embargo, el abogado Zwinglio Morice, aseguró a Proceso, que Kuri fue detenido mediante acusaciones inventadas por un préstamo que el demandante ya cobro, y que el magnate declaró esa deuda como pérdida fiscal para evadir el pago de impuestos, actuando con el apoyo de las fiscalías de la Ciudad de México y Edomex.

Antecedentes

Kuri Grajales fue detenido el lunes 20 de septiembre en la Ciudad de México y el 26 de septiembre fue vinculado a proceso, ratificándose la medida cautelar de prisión, al hallarse varios domicilios a nombre del imputado, por lo que la Fiscalía solicitó encarcelarlo para que no escapara del país.

El propietario de Promotora Deportiva del Valle de Orizaba es acusado de no pagar 139.2 millones de pesos a Arrendadora Internacional Azteca, la cual otorgó este recurso al entonces dueño de Los Tiburones para saldar las deudas con jugadores y multas ante la Federación Mexicana de Futbol.

El contrato entre ambas partes fue firmado el 20 de mayo de 2019, con fecha de pago para el 28 de junio de ese mismo año, sin embargo éste no fue cubierto y fue fijada una prórroga al 10 de diciembre de ese año, pero tampoco se liquidó la deuda, de acuerdo a la querella.