Adiós a un histórico

Mary Chuy Rodríguez

El jugador orizabeño Jorge Ramos Tello conocido como la “Cocada”, quien llegó incursionar en las Chivas Rayadas del Guadalajara de la Primera División y se formó deportivamente en el tradicional Club Once Hermanos, falleció la noche de ayer dejando luto en el fútbol de la región. A pesar del esfuerzo que realizó para ganarle la batalla al Covid-19, las secuelas de ésta enfermedad le arrebataron la vida a la edad de 71 años, en la vecina ciudad de Córdoba, donde radicó desde hace mucho tiempo.
Hace días su hija hija Paola Ramos, había convocado a un Yogaton para reunir recursos económicos, explicando que su padre estaba convaleciente en casa y a diario consumía tres recargas de oxígeno, de 1 mil 700 pesos cada una. La “Cocada” jugó Tercera División con Orizaba y en un amistoso contra las Chivas fue observado e invitado para integrarse al equipo, vistiendo los colores del Rebaño Sagrado por dos años para luego pasar a Tecos.
Regresó a Córdoba de Segunda División y posteriormente a los Tiburones Rojos del Veracruz. Fue parte de la generación de Orizaba FC que resultó campeón invicto en la Tercera División en 1972 tras una emocionante final en la que vencieron a Real España de Veracruz, aunque para ese momento él ya era jugador de Chivas.
Además incursionó como director técnico de los Caballeros de Córdoba en la Tercera División y Once Hermanos en la formación de talentos, incluso fue catedrático en el Tec de Monterrey. A través de las redes sociales amigos cercanos a él así como exjugadores profesionales, clubes, alumnos y directivos deportivos, externaron sus condolencias a su familia resaltando que fue un importante promotor del balompié en la región.
Algunos como Héctor la “Salsa” Alba recordaron todos los momentos compartidos a su lado, en su caso teniendo la oportunidad de debutar juntos.