¡Dulce Vengaza!

A.Madrid 2-0 Barcelona

II Agencias

El Barcelona sigue sin ver la luz al final del túnel y ahora el Atlético de Madrid los venció fácilmente en el Wanda Metropolitano de la capital española. Con una gran actuación de Joao Félix y goles de Thomas Lemar y del exculé Luis Suárez, quien pidió perdón al celebrar, los colchoneros se llevaron la victoria por 2-0.
Desde el primer tiempo, los colchoneros impusieron condiciones comandados por el joven portugués que sigue demostrando que está hecho para los escenarios grandes. Al 22′, con la simple recepción se quitó a Oscar Mingueza y cedió para Luis Suárez, quien asistió a Thomas Lemar para que sacara un disparo fulminante dentro del área de ter Stegen.
Con gol y asistencia de Luis Suárez, el Atlético de Madrid hunde más al Barcelona
El dominio rojiblanco era incontrolable para la defensa blaugrana y cuando los primeros 45 estaban a punto de terminar, Luis Suárez tuvo su revancha y marcó el segundo gol del Atléti, después de un contragolpe comandado por Lemar.
Durante el segundo tiempo, Ronald Koeman, quien estaba cumpliendo su segundo partido de sanción en las gradas, estuvo moviendo sus fichas: Entraron Ansu Fati, Riqui Puig, Luuk de Jong… pero ninguno logró revertir la situación del cuadro culé que estaba mental y anímicamente derrotado desde el final del primer lapso.
El Atlético simplemente dejó transcurrir los minutos y se llevó la victoria para llegar a 17 puntos y meter presión al Real Madrid que enfrenta este domingo al Espanyol. Por otra parte, el Barcelona se mantiene con 12 puntos y podría caer a la novena posición si el Betis supera al Villarreal.

LIDERATO
17 los puntos a los que llegó el Atlético con lo que empató al Real Madrid en el liderato a expensas de lo que hagan los blancos este día frente al Espanyol.

FESTEJO
Luis Suárez siempre polémico marcó uno de los tantos y primero junto sus manos, mandando una señal de perdón al club con el que varios títulos pero al concluir realizó otro gesto como si realizara una llamada. Recordar que cuando Koeman llegó, se le informó por teléfono que no entraba en planes. Teniendo poca formalidad con el uruguayo que en ese momento vacacionaba.