Analizan ‘magia’ en música de miniserie

Ana De la Luz

El Mundo de Córdoba

El simbolismo y la emotividad de dar vida a cada escena a través de la música, fueron parte del trabajo realizado por el maestro Salomón Hernández Carrera para “vestir” con ritmos y variación de acordes de piano, la puesta en escena de la miniserie Tratados de Córdoba.

La obra con formato de cine, producida y dirigida por la actriz teatral Pina Morayta Gañán y que fue estrenada el pasado mes de agosto a propósito del Bicentenario, ayer fue sometida al análisis para compartir la magia que logró en ella uno de los principales compositores de la ciudad, quien presentó el estreno de la pieza al poner a disposición un código QR.

“Sí que tiene un lenguaje explícito escuchar música; nos transmite un mensaje. Recientemente Alex Mercado, de los máximos compositores, compartía: “Cada vez trato de saber menos de música y sentir más de ella”, y es cierto. Cuando me invitaron a participar en la miniserie, sabía que sería un reto”, expresó.

En el evento efectuado en el Museo de Córdoba, promovido por el patronato y con apoyo del Ayuntamiento quienes le entregaron un reconocimiento, Hernández Carrera añadió que es importante que haya el simbolismo y un propósito en cada composición.

En el caso de la miniserie de la Firma de los Tratados, admitió que narrar -musicalmente- un hecho histórico tiene un impacto inminente. Por ello, reveló que le llevó dos meses reflexionando el hecho.

“Había que buscar un estilo que evocara al siglo XIX; estudié cada capítulo hasta encontrar los niveles: técnico, que es la ejecución del instrumento, lo simbólico y lo emotivo. Tres partes importantes conjugadas. En cada toma las notas también iban cambiando en temas como la amenaza de la Villa, la batalla, la firma del Tratado, doña Inés, después de la batalla y de la muerte al festejo”, dijo.

El compositor recibió elogios y buenos deseos en su carrera.