Detención de edil de Quecholac no es persecución política, afirma Barbosa

La tarde de ayer se realizó una movilización para detener al alcalde de Quecholac.

Redacción

La detención del alcalde de Quecholac no se trata de persecución política, sino responde a investigaciones realizadas por la Fiscalía de Puebla, aseguró el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

El mandatario poblano manifestó que ahora el implicado tendrá que demostrar su inocencia, pues “en este gobierno no existen padrinazgos políticos a favor de nadie, si un alcalde está vinculado a actividades ilícitas, se aplica la ley, como el caso del alcalde de Ajalpan que está evadido”.

Sobre la amenaza de habitantes de acudir a Casa Aguayo para protestar por la detención y cerrar carreteras, dijo que el gobierno estatal actuará con responsabilidad y respeto, pero con firmeza.

“Que vienen para acá 500 o mil gentes para protestar por la detención del señor Alejandro, que vengan, ya no hay cosas legales que se arreglen a través de presión en las calles, como tapar carreteras, nada más se meten en más problemas.

“El gobierno no va a provocar violencia, pero va a actuar con firmeza, pero a nosotros no nos presionan, se los digo de antemano, ¿pues qué se creen? (…) que se regresen mejor a su pueblo, que busquen abogados que se defiendan si tienen la razón se les va a dar la razón si no la tienen no, en qué mundo creen que estamos, en Puebla se respeta la ley”, expresó.