Muere mesero en restaurante de Orizaba

De la Redacción

Orizaba.- Un mesero falleció en el interior del restaurante Trogón, ubicado en la esquina de Norte 3 y Poniente 2 de la colonia Centro, lo que causó la movilización de paramédicos de Protección Civil, Policía Municipal y peritos criminalistas, ayer por la tarde.

Se trató de Luis Alberto de la Cruz Cid, quien tenía 55 años. El trabajador fue identificado por su madre, quien pidió el cuerpo para darle sepultura.

El director de este restaurante, Gregorio Espidio, aclaró que el mesero falleció víctima de un infarto fulminante y no de una caída, tal como se difundió en las primeras horas.

El empresario aseguró que el mesero no se encontraba en estado inconveniente, ni murió por consecuencia de alguna caída que le haya provocado una lesión en la cabeza.

De acuerdo a la versión de Espidio, Luis Alberto llegó puntual al restaurante para iniciar su jornada laboral, e incluso, participó en la celebración del cumpleaños de una de las cocineras.

Después atendió una mesa donde ya esperaban clientes y cerca de las 16:20 horas fue hacia el área de cafetería que colinda con la Norte 3, en espera de la llegada de otros clientes.

Sin embargo, el empleado empezó a manifestar una molestia y se desvaneció cerca de la entrada principal, por lo que de inmediato sus compañeros trataron de reanimarlo.

Otros hablaron a los socorristas de PC, quienes una vez que ingresaron procedieron a ayudarlo, pero sólo confirmaron que ya había muerto.

Personal de Servicios Periciales de la FGE también acudió para tomar datos y fotografías del sitio donde quedó el cuerpo de Luis Alberto, y después el personal de una funeraria local se encargó de levantar el cuerpo.

Consternación

A Beto, como le decían de forma cariñosa sus compañeros de trabajo, se le recuerda como una persona alegre y siempre entregado a su trabajo, con más de treinta años de servicio y el cual ya había sobrevivido a un infarto, dijo Gregorio Espidio.

El ahora fallecido tenía ocho meses trabajando en el restaurante Trogón, tras haber regresado de la ciudad de Villahermosa, Tabasco, para establecerse de nuevo en Orizaba, para estar con su mamá y cuidar de sus dos hijos.