Acceso al aborto en Veracruz, retos del estado para garantizar este derecho

Agencia AVC.

Xalapa, Ver. (AVC/Perla Sandoval) La reforma al Código Penal en materia de interrupción legal del embarazo es apenas el inicio de las acciones que el Gobierno de Veracruz debe emprender para garantizar este derecho de las mujeres hasta la doceava semana de gestación, ya que hay pendientes por definir en temas de recursos económicos y humanos, para hacerlo válido.

Activistas de la sociedad civil advierten que la reforma es un primer paso importante, pero es necesario que desde el Gobierno federal y estatal se definan los recursos para garantizar el programa de interrupción legal del embarazo, así como la capacitación del personal, la vigilancia en el cumplimiento de la ley, así como el abasto de los insumos necesarios para realizarlo.

En el marco de la acción global del Día de Acción Global por el acceso al Aborto Legal y Seguro, la coordinadora de relaciones interinstitucionales de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar A.C. (Mexfam) en Veracruz, María Mayanit Martínez Lopez, señala que desde el pasado 20 de julio cuando se aprobó la reforma al Código Penal, ha realizado hasta tres acompañamientos por semana, de mujeres que buscan interrumpir su embarazo.

Dijo que es claro que hay un avance importante porque se han atendido el derecho a decidir de las mujeres, pero aún hay pendientes como el hecho de que no solo los Servicios de Salud de Veracruz quien debe atender estas solicitudes, sino todo el sector salud, como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), así como los hospitales de Petróleos Mexicanos (Pemex) entre otras dependencias.

Por ello, consideró que es necesario que el presupuesto federal para 2022 se modifique, atendiendo a aquellos estados como Veracruz, en donde ha habido reformas en torno a la legalización del aborto hasta la doceava semana.

“El presupuesto actual no es suficiente, porque antes sólo se interrumpía el embarazo en casos de violación sexual y ahora se amplió este panorama. Tiene que haber asignación presupuestaria, médicos capacitados en el tema, los hospitales deben ampliar su cobertura (…) Ya existe un lineamiento federal que viene del Centro Nacional de Equidad y Género, a partir de ahí se deja muy claro que se debe atender este tema. No nada más en Veracruz, sino en todo el país y más factible en los estado en donde tenemos la despenalización, hay que hacer una vigilancia”.

Martínez López agregó que lo importante es que las mujeres deben acudir antes de las 12 semanas de gestación a solicitar este servicio; y que por ello quienes estén afiliadas a algún beneficio como IMSS o ISSSTE deben acudir a estos.

“Muchas veces dicen que es a cualquier hospital, pero cada hospital tiene su presupuesto destinado, por eso es que deben acudir a su centro de derechohabiencia (…) Ya se tiene definida la ruta; todas las mujeres, aun llegando a centros de salud, deben ser referidas a un hospital de segundo o de tercer nivel de acuerdo a la zona donde se encuentre”.

Secretaría de salud debe determinar qué hospitales darán servicios de ILE : Aracely González

Para la coordinadora de la organización civil Equifonía, Araceli González Saavedra, una de las prioridades es que en el caso de la Secretaría de Salud de Veracruz, determine si el servicio se prestará en todos los hospitales y centros de salud o serán en algunos, pues actualmente hay casos en que las mujeres son enviadas a hospitales regionales para solicitar la ILE.

“La Secretaría de Salud tiene que determinar si el servicio sólo se va a otorgar en los hospitales generales o si también se otorgaría en los centros de salud; se tendría que justificar por el número de servicios que se soliciten y considerar que hay zonas donde no hay hospitales regionales, de segundo nivel y esto implicaría desplazarse a veces hasta cinco horas (…) Hemos atendido casos reciente y lo que nos indican desde la Secretaría de Salud es que se tienen que dirigir a un hospital regional, que es donde están otorgando los servicios”.

Añadió que desde la Secretaría de Salud, o algunas dependencias como Comunicación Social del Gobierno del estado tendrían que estar difundiendo cuál es el procedimiento a seguir, se tendría que difundir mucho más cuál es el procedimiento.

Aunque aclara que esto no exime a otras instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), así como los hospitales de Petróleos Mexicanos (Pemex) de garantizar este servicio en Veracruz.

“Se trata de hospitales que atienden a personas con derechohabiencia y deben otorgar este servicio de interrupción del embarazo. Es importante que la población sepa que si tienen derechohabiencia deben acudir al hospital que le corresponde y no a los de la Secretaría de Salud porque ahí es en específico para no derechohabientes”.

Dijo que por ello es importante saber cuántos recursos económicos se van a dirigir en 2022 para este rubro, ya que debe ser el necesario para garantizar la compra de insumos, la contratación de personal de salud, así como su capacitación para contar con personal suficiente que otorgue el servicio

“Debe haber actualizaciones para el personal sobre la técnica que se usará, sabemos de casos en los que se daba la opción del legrado, cuando está contra indicado, en lo que se tendría que capacitar es en Aspiración Manual Endouterina (AMEU) y el aborto médico con el uso de misoprostol y mifepristona (…) La tendencia del gobierno federal es que se concentre la toma de decisiones a nivel federal y ahí no sabemos cómo lo van a plantear, tendríamos que estar vigilando porque en general para lo que tiene para promoción y defensa de los derechos humanos a las instituciones se les ha reducido el presupuesto”.

Otro de los pendientes es garantizar información sobre estos procedimientos en servicios privados porque muchas veces por la pandemia las personas tienen miedo de acudir a los hospitales y optan por los servicios privados.

“Si bien no es gratuito y tiene un costo, la Secretaría de Salud debe mantener vigilancia de que no nieguen el servicio”, señaló González Saavedra.

Cabe destacar que a partir de la reforma, Equifonía ha acompañado a entre siete u ocho casos, y quienes requerían el servicio de interrupción optaron por el servicio privado.