‘No debo donar lo que no es mío’

Ana De la Luz

Efraín Hernández

El Mundo de Córdoba

Ediles refrendaron este viernes su voto en contra y en abstención sobre la donación de la exhacienda San Francisco Toxpan, mientras que exautoridades dijeron sentirse ofendidas ante tal situación.

Otros más expresaron el “beneficio de la duda” sobre la donación al gobierno del Estado de la exhacienda San Francisco Toxpan, ocurrida en sesión extraordinaria de cabildo el pasado jueves.

Ayer el regidor sexto Alfredo Riverón Mora en conferencia de prensa reafirmó su postura en contra de la donación de la exhacienda al Gobierno del estado.

Con un cartel en su mano con la leyenda “No, puedo, No quiero, No debo entregar u otorgar lo que no es mío”, dijo que ese lugar es un patrimonio de los cordobeses.

Dijo no estar a favor de una donación llana, lisa o condicionada; “en este caso yo respeto a los gobiernos y a sus instituciones, pero estoy a favor del municipio libre”.

Destacó que los cordobeses cuentan con capacidad para generar riqueza como lo han demostrado, y que hace falta el punto de acuerdo para generar más desarrollo, en donde resalta la actividad social, educativa, ciencia, tecnología, salud, economía, entre otros.

“Yo no estoy de acuerdo con el entreguismo sumiso, que se está realizando en estos momentos, por eso voté en contra, yo quiero sentarme con las distintas instituciones de gobierno, de intercambiar puntos de vista, y llegar a acuerdos favorables, para todas las partes”, señaló.

Y recalcó estar a favor de Córdoba, con sus ciudadanos y con la historia, “Estoy del lado que ya escogí, estoy del lado del principio, social, democrático, de apoyo y de respaldo, a los ciudadanos cordobeses”.

Aclarar proyecto

El regidor segundo Juan Antonio Téllez Ramírez se pronunció a través de su red social:

En relación a la sesión de Cabildo donde voté lo relacionado a la entrega en comodato de la exhacienda de Toxpan, quiero expresar lo siguiente:

“Se nos comentó, sin presentarse proyecto alguno, que el Gobierno del Estado pretende detonar un gran proyecto turístico-cultural en este sitio; sin embargo, el oficio de petición del Secretario de Gobierno no contenía ofrecimiento alguno en ese sentido y por lo tanto sólo se trataba de una promesa verbal si es que existe.”

Por eso, no emitió un voto a favor de la entrega de este bien histórico de propiedad municipal y que su voto había sido en abstención porque tampoco estaba en contra de generar un atractivo turístico cultural en la zona de Toxpan.

“Pido a la señora Presidenta haga público el proyecto del Gobierno del Estado y la garantía de que habrán recursos federales para su desarrollo”, finalizaba la publicación.

¿Cuál es el proyecto?

El pastor Alfredo Luna Murillo dijo será importante que el gobierno estatal y municipal, aclaren cuál es ese proyecto, y además cómo se van utilizar los recursos obtenidos, “se supone que debe de ser no lucrativo”.

Refirió reservarse sus comentarios si estuvo bien o estuvo mal, hasta que no se aclare cuál es el proyecto.

“Hasta que el gobierno del estado no aclare cuál es el proyecto, si habrá algún beneficio para la ciudadanía, me reservaré mi opinión, ya que no conozco el contexto, pero si es para bien de la ciudadanía, y para el avance de nuestra ciudad adelante; pero si no hay una claridad al inicio, creo que no apoyaría esa donación”.

Ojalá lo restauren

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial zona Orizaba-Córdoba, Luis Cruz Montesinos, indicó que el tema genera varias vertientes; por un lado, consideró que quizá le faltó tiempo a la administración para tener un proyecto de restauración, de mantenimiento y, por otro, el de una propuesta para sacarle provecho a ese atractivo turístico. Enfatizó que los acuerdos deben ser claros.

“Ahí se pueden hacer muchas cosas. Quizá le faltó respaldo y apoyo al Ayuntamiento y si ahora lo tendrá del gobierno y como dice la nota que será a dos años, ojalá se le dé una restauración, mantenimiento y conservación, hasta cierto punto es válido para el inmueble. Habrá que esperar qué pasará con ese atractivo”, manifestó.

Era una gran inversión

El regidor séptimo, Félix Emilio Sacre Luna, justificó su voto a favor al señalar que el municipio tiene un rezago en la atención de demandas ciudadanas, en servicios básicos y el inmueble en cuestión requiere una inversión de un millón de pesos mensuales, lo cual es complicado sostener.

“No fue fácil la decisión. Hice un análisis muy imparcial ante esta decisión porque sabía de antemano lo que podía suceder en cuanto a las críticas. Mi voto a favor fue porque desafortunadamente en Córdoba, todos sabemos que hay un importante rezago en muchas cosas, vamos a hablar de obras públicas, de agua, drenaje, alumbrado, todas las quejas que llegan al Ayuntamiento”, dijo.

Añadió que la falta de bacheo es una constante en el reclamo de la ciudadanía, sin embargo, enfatizó que dicho rezago no es culpa del actual gobierno local, sino de todas las administraciones que han pasado y en la que se incluyen.

“No nos da tiempo porque es tanto que no alcanza el presupuesto, pues no sólo es el centro, también las 29 comunidades; también solicitan servicios. El mantenimiento mensual de ese inmueble en promedio se puede llevar un millón de pesos y en un momento dado, ese dinero en un año son doce millones que se pueden invertir en otras cosas a favor de la ciudadanía”, recalcó.

Falta impulsar la cultura

El regidor comisionado de Obras Públicas, admitió que en el municipio hace falta impulsar la cultura y por ello, puntualizó que con su voto a favor, también dará su voto de confianza al gobierno estatal y federal.

“Desafortunadamente en Córdoba no se le da el impulso necesario a la cultura, ojalá algún presidente dijera que va a meterle 50 millones de pesos a la exhacienda para volverlo un centro cultural de primer lugar. Hoy toda la gente que está indignada no ha visto otras cosas, como parquímetros por ejemplo, un caso delicado que se le dio a la iniciativa privada y no podemos hacer obra porque quieren hacer obra que ellos quieren”, dijo.

“Desmantelan” patrimonio

La regidora primera, Yadira Espíndola Carrera, compartió en sus redes sociales las razones de su voto en contra en la última sesión extraordinaria donde consideró que haberlo avalado habría sido como respaldar un “desmantelamiento” al patrimonio municipal.

“Quiero comentarles que respecto al tema de la donación de la exhacienda de Toxpan, mi voto en el Cabildo fue EN CONTRA, no estoy de acuerdo en desmantelar el patrimonio de los cordobeses, ese inmueble es icónico y orgullo de Córdoba”, compartió.

Que siempre no firmará

A su vez, la regidora décima Cecilia Tapia García, quien votó a favor, horas más tarde de la sesión, publicó en su cuenta de Facebook su rechazo a firmar el acta de cabildo correspondiente, de fecha jueves 24 de septiembre.

“La causa por lo que no lo haré es que no se discutió con claridad tal asunto. Y considero que una decisión de esta envergadura requiere de la opinión de los ciudadanos de Córdoba, para lo cual se requiere la realización de foros en los que se analicen los pro y los contras de dicho comodato (donación). Foros a los que convocaré en la siguiente semana”, señaló.