‘México no será asilo de migrantes’

Agencias

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que es necesaria la intervención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Haití, pues las condiciones de violencia obligan a su población a abandonar su país y ocasiona un problema migratorio.

Llamó a atender los problemas migratorios de fondo, para que las personas no se vean obligadas a migrar.

Aseguró así mismo que la presencia de los migrantes de Haití que se encuentra en las fronteras sur y norte de México no se mantendrá de forma permanente en el país.

En rueda de prensa en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo indicó que México no puede convertirse en un campamento de migrantes que buscan refugio en los Estados Unidos.

“Hay que atender el fondo primero. No queremos que México sea un campamento de migrantes, queremos que se atienda el problema de fondo, que la gente no se vea obligada a migrar, porque si no continuamos con lo mismo, que es retenerlos, ponerlos en albergues, y no enfrentamos el problema de fondo. No se ha invertido en desarrollo”, enfatizó López Obrador.

Cuestionado acerca de si se puede dotar de condiciones de vida más digna a los haitianos que actualmente viven en las calles y baldíos de Acuña, Coahuila, el presidente negó esa posibilidad.

Agregó que se está solicitando apoyo a los Estados Unidos para resolver el tema migratorio, de manera que se ayude a los países de América Latina y el Caribe.

“Lo que queremos es que cambie la política que se ha venido aplicando desde hace muchísimos años y que no ha dado resultados. En Estados Unidos han sido sensibles a esta propuesta, lo que sucede es que se tardan mucho, porque tienen que presentar la propuesta al Senado y les lleva tiempo, (…) pero hay muy buena relación”, indicó.

DATO++++++++

Asume Biden responsabilidad

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asumió su responsabilidad en los casos “intolerables” de maltrato a migrantes en la frontera con México y prometió que habrá “consecuencias” hacia quienes los cometieron.

Biden reconoció que fue “horrible” ver las imágenes de agentes fronterizos persiguiendo desde sus caballos a migrantes o agrediéndoles con correas.

”Habrá consecuencias”, prometió y reconoció que lo sucedido es una “vergüenza”, pero además es “peligroso y está mal”.