Isabel promueve la donación a través del deporte

Redacción

Hace tres años Isabel fue sometida a un trasplante de riñón donado por su hija, desde entonces a través del deporte intenta promover la donación. Su sueño es representar a nuestro país en los juegos mundiales de trasplantados de Australia en 2023.

“Un trasplante significa recibir vida, es tener una segunda oportunidad para poder realizar nuestros sueños y hacer todo lo que deseamos. Tengo tres años y cuatro meses de trasplantada y llevo una vida completamente normal”,dijo.

La corredora narró que fue en 2014 cuando en una clínica particular, le diagnosticaron insuficiencia renal crónica y pensó que era una sentencia de muerte.

“Yo tenía mucho miedo, pero mi hija me dio ánimo, ella jamás dudó. El 8 de mayo del 2018 se realizó la intervención. Me trataron súper bien, me sentí como en mi casa, todo salió perfecto”, dijo.

Isabel enfatizó que existen muchos mimos sobre la donación de órganos, por ello pidió a la gente que se informe y participe, porque cualquier persona puede requerir un órgano.