Piden respeto a la objeción de conciencia: Obispo Eduardo

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Se debe de respetar la decisión del médico si decide no practicar un aborto, no se debe de llegar al extremo de obligarlos a ejecutar esta práctica.
Lo anterior, en opinión del Obispo Eduardo Cervantes Merino, quien detalló que se debe de respetar la decisión del médico si opta por ejercer su derecho a la objeción de conciencia.
Explicó que cada médico debe de tomar su decisión sobre si realiza o no una práctica de interrupción del embarazo; y espera que el Estado no los obligue, pues si se niegan es de acuerdo a su conciencia.
Los médicos viven bajo el Juramento de Hipócrates, y éste deben de aplicarlo con generosidad, con respeto y justicia, pues estos principios deben de regir la formación de los médicos por respetar la vida.
En la práctica, los médicos y personal de salud descubren en el enfermo la presencia de Jesús; esa es la aportación de la Iglesia católica en los servicios de salud.
Aseguró que por sobre todas las cosas debe de estar la dignidad de la persona y el respeto a la vida.
Consideró que las leyes no pueden hacerse bajo ideologías del gobernante en turno, las leyes se deben de hacer con objetividad, claridad, dignidad y respeto por el don de la vida.
Hace un par de días, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reconoció que la objeción de conciencia de personal médico es constitucional, pero advirtió que no es un derecho “ilimitado” que permita discriminar a mujeres y minorías.
El reconocimiento señala que la objeción de conciencia médica es de forma individual y con la obligación de que el Estado garantice la protección de la salud de los pacientes, incluso, por aborto.
Sin embargo la objeción de conciencia no debe de ser un derecho absoluto ni ilimitado, que pueda ser invocado en cualquier caso; con esto se busca que al ejercer la profesión de conciencia no se excusan de participar en la prestación de servicios médicos que establece la ley.
El planteamiento de ley señala que cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia, en caso contrario se incurrirá en la causal de responsabilidad profesional.
Ante la falta de un acuerdo entre los ministros; la Suprema Corte de Justicia de la Nación aplazaron la discusión sobre esta norma.