Detienen al agresor a martillazos de la joven Karla Guadalupe

AVC

Veracruz, Ver.- Elementos de la Policía Ministerial cumplimiento a la orden de aprehensión contra Ernesto T. C. quien es señalado como el probable responsable de haber agredido a martillazos a la joven Karla Guadalupe T. C.

Según los datos recabados, el sujeto que era buscado por su probable participación en el delito de feminicidio en grado de tentativa se entregó ante la Fiscalía General del Estado en sus oficinas de la avenida Fidel Velazquez.

Ya en manos de los detectives ministeriales, estos dieron cumplimiento al mandamiento judicial y lo trasladaron a su comandancia, donde una vez enterado de sus derechos fue internado en el Penalito de Playa Linda.

Se espera que en el transcurso de las próximas horas sea presentado ante el Juez de Control que lo reclama para que responda conforme a derecho por presuntamente haber intentado asesinar a su ex novia a martillazos en el proceso penal 827/2021.

El pasado 14 de septiembre, la señora Corey Pulido Granda confirmó que Karla Guadalupe consiguió despertar del coma en el que permanecía y ya respondía a la delicada cirugía a la que fue sometida luego de casi dos semanas.

Fue el pasado 30 de agosto, cuando su ex pareja Ernesto T. C. llegó hasta la pensión donde ella vive para reclamarle por diversas cuestiones de la relación que ya habían terminado hace algún tiempo.

En su momento, los familiares de la víctima informaron que el sujeto la acosaba constantemente e incluso amenazó con hacerle daño a su familia si no accedía a regresar con ella, por lo que aceptó verlo en su pensión para platicar.

Luego de una acalorada discusión en su habitación ubicada en el callejón Manuel Contreras, de la colonia Zaragoza, tomó un martillo con el que se le fue encima y le dio seis golpes, hecho que alertó a sus vecinas que escucharon los fuerte gritos.

No obstante al llamar a la puerta fueron recibidas por Ernesto “N”, quien les dijo que la estaba ayudando a matar ratones y por eso ella gritaba alterada, por lo que iría a comprarle una coca cola para calmarla.

Fue en ese momento que el agresor aprovechó ese momento para darse a la fuga dejando a Karla completamente ensangrentada y al borde de la muerte, por lo que las vecinas fueron quienes pidieron ayuda al número de emergencias.