Rinde protesta la LXI Legislatura del Congreso de Puebla

La presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Nora Merino Escamilla, rindiendo protesta. (Foto Twitter)

Redacción

Este día quedó legalmente constituida la LXI Legislatura del H. Congreso del Estado de Puebla, que estará al frente del cargo durante los siguientes tres años.

En presencia del presidente del Poder Judicial, Héctor Sánchez Sánchez, y el jefe del Poder Legislativo, Miguel Barbosa Huerta, la titular de la Mesa Directiva del Congreso, Nora Merino Escamilla, rindió protesta.

Posteriormente, los diputados electos se comprometieron a guardar y hacer guardar la Constitución Política de México, la particular del estado y las leyes que de ambas emanen.

Los discursos iniciales

En su mensaje, Jaime Natale, del partido Verde, refrendó su compromiso de trabajar en conjunto con las otras fuerzas políticas del Congreso y ser una voz propositiva a favor de los poblanos.

Fernando Morales Martínez, de Movimiento Ciudadano, llamó a pensar en el futuro de Puebla poniendo en el centro a las personas, e inaugurar una política de cortesía, amabilidad y respeto.

Por su parte, Carlos Navarro Corro, de Pacto Social de Integración, hizo énfasis en el trabajo con las mujeres como base para que el estado salga adelante.

Finalmente Mariano Hernández Reyes, del Partido del Trabajo, vio la posibilidad de construir criterios empáticos que permitan ayudar al estado a recuperarse “y resarcir al pueblo lo que perdió en el lapso del gobierno faraónico”.

El diputado local del PRI, Néstor Camarillo Medina, expuso que las “coincidencias no significan sumisión” y prometió una oposición responsable del partido en el Congreso.

Asimismo, Eduardo Alcántara Montiel, de Acción Nacional, expuso que se debe privilegiar el respeto ante la crítica, pues el Congreso no tiene que convertirse en un “mercado de culpas”.

Roberto Solís Valle, de Morena, consideró que tienen grandes retos que enfrentar y por ello es necesario poner primero a la Patria antes que al partido, evitando el ataque y la confrontación que solo resta y divide.