Se atrinchera grupo haitiano en autobús de pasajeros

AVC Noticias

Veracruz.- Un grupo de migrantes haitianos, que fueron asegurados en un puesto de revisión del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Guardia Nacional a la altura de La Tinaja, se negó a descender de la unidad de la línea Autobuses de Oriente (ADO), en la cual viajaban de Coatzacoalcos a la ciudad de Veracruz, por temor a ser retornados a Haití o un país centroamericano.

La unidad del transporte federal fue intervenida alrededor de las 11:40 horas de a la altura de La Tinaja. Personal del INM abordó el autobús y detectó la presencia de 32 haitianos que no pudieron acreditar su estancia legal en el país, entre mujeres, incluso dos embarazadas, niños y hombres.

En consecuencia, se trasladó a la unidad a las oficinas de la delegación regional del INM, ubicadas en el Centro Histórico de la ciudad de Veracruz, con la finalidad de brindarles alimentos y que se les supervisara médicamente.

Sin embargo, el grupo de haitianos se opuso a descender del autobús de la línea ADO, manteniéndose a bordo durante varias horas. El delegado regional del INM, el visitador regional de la CNDH y elementos de la Guardia Nacional dialogaron con los migrantes para convencerlos de que descendieran e ingresaran a las instalaciones migratorias.

Incluso, se les informó que los alimentos estaban listos, pero ni eso logró convencerlos para bajar de la unidad, sino hasta que se les proporcionara un documento para su estancia temporal en el país.

Al paso de un par de horas, ocho haitianos aceptaron ingresar a las instalaciones migratorias.

Al lugar llegó un representante jurídico de la empresa ADO, quien trató de convencer a los migrantes que desocuparan la unidad, ya que se trataba de una propiedad privada, sin embargo, ellos continuaron en su postura.

Los convence 14compatriota

Más tarde, un haitiano y su familia, que abandonaron las instalaciones del INM tras obtener un documento de salida por 30 días por razones humanitarias para permanecer en territorio veracruzano, les comentaron cómo los trataron y cómo obtuvieron la autorización migratoria.

Incluso, el haitiano prestó el documento a sus compatriotas para que lo leyeran, lo cual fue lo que les convenció para bajar del autobús e ingresar a las instalaciones migratorias.

Fue así que los haitianos, entre mujeres, niños y hombres, comenzaron a descender de la unidad a cuenta gotas alrededor de las 18:30 horas.

El último en bajar lo hizo aproximadamente a las 19:00 horas, lo cual permitió que el autobús se dirigiera a la central camionera de esta ciudad.