¿A qué sabe México?: Sopa Azteca

Para el chef Samuel Stephan Daniel Sevilla Ascencio hay una magia especial en el maíz, lleno de historia prehispánica y que hasta la fecha saboreamos

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

Dulces, salados, picantes, amargos, agrios, empalagosos, son algunos de los sabores que México tiene, pero definirse por uno en especial, eso una tarea difícil para el chef Samuel Stephan Daniel Sevilla Ascencio, pero a pesar de ello, para él un sabor de México se encuentra en la tradicional sopa Azteca.

La sopa Azteca tiene su origen en la época prehispánica, en el estado de Tlaxcala, México. Tlaxcala significa “lugar donde abundan las tortillas” o “tierra de maíz”, es por ello que, con la abundancia del maíz en la región, la gente mesoamericana lo adaptó y así nació esta deliciosa sopa.

Si quieres aprender a prepararla, sigue la receta del chef Stephan Sevilla, para cocinarla vas a necesitar:

Tortilla

Chicharrón

Jitomate

Cebolla

Chile pasilla

Chile ancho

Chile guajillo

Crema

Aceite

Sal

Epazote

Aguacate

Ajo

Queso

Procedimiento:

Primero vamos a cortar las tortillas en tiras delgadas, después las pondremos a freír y dejamos escurrir el aceite.

Posteriormente picaremos cebolla, jitomate y los pondremos a tatemar con dos dientes de ajo.

Una vez que estén listos los pasamos a la licuadora y licuamos con un poco de caldo de pollo.

Después lo freiremos con un poco aceite hasta que hierva y agregamos unas hojas de epazote, no olvides colarlo.

Ya que tenemos listo todo, procedemos a servir, en este caso coloque primero las tortillas, aguacate, crema, chile frito, chicharrón y el caldo de nuestra sopa Azteca.

Recuerda que puedes agregar o quitar ingredientes, esto es al gusto personal, espero que disfrutes esta rica comida.

*****PONER APARTE****

Conquistar un sueño
Para Stephan Sevilla conquistar su sueño de cocinar, ha sido un constante nadar contra la corriente, romper con los miedos, dejarlo todo y apostar por un boleto de avión fuera del país para dedicarse a lo que siempre había querido.

Sus primeros pasos en la cocina, los recuerda con una tía que le enseño a preparar Hot Cakes y aunque suene trillado, en ese momento algo cambio en el pequeño Stephan que lo hizo pensar cada vez más en la cocina como un lugar lleno de magia, sabores y por supuesto adrenalina.

La cocina para él fue algo que le llegó sin querer, ni buscarlo, el chef relata que cuando era pequeño iban a visitar a su abuela y todos los domingos su tía preparaba Hot Cakes, ella le enseño y desde ahí comenzó a ver varios programas en la tele.

“Iron Chef, es el programa que más recuerdo y el que me hizo decir ‘quiero hacer eso’, yo estaba sorprendido como en una hora hacían tantas cosas con un producto que no conocían y lo tenían que sacar”, explica el chef Stephan Sevilla.

Un reto mayor
Cuando cursaba la secundaria, con un poco más de acceso internet y aquellos programas que le gustaban, fue cuando decidió que la cocina era lo algo que le llamaba la atención, sin embargo, los planes de su papá eran diferentes.

“Yo le dije a mi papá oye no seas malo, si me vas a apoyar en la escuela, mínimo apóyame en algo que me llama la atención, porque no sabía que me gustaba, me llamaba la atención porque lo único que había hecho de cocina eran Hot Cakes”, platica Stephan Sevilla.

Durante toda su carrera, el pensamiento de ‘quiero esto para mí y eso es la cocina’, lo acechaba constantemente, así que una vez que se graduó, pasaron muchas cosas por su cabeza y un mes después ya casi con un trabajo seguro, decidió irse a Estados Unidos para ir por uno de los retos más grandes que ha tenido en toda su vida.

Magia y adrenalina

Cuando el chef empezó a trabajar todo el tiempo fue estar corriendo, sensación que, a pesar de no poder describir exactamente, sabe que ama, pues asegura que la cocina le ha dado esa adrenalina que mucha gente solo la experimenta cuando sale de viaje o hace alguna actividad extrema.
Pero además de la adrenalina, gracias a la cocina Stephan Sevilla ha tenido la oportunidad de viajar, conocer varios países y trabajar en tres países diferentes a México.

“A la cocina llegó siempre muy tranquilo a menos que sepa que tengo que hacer algo en especial, ahí es donde empieza la adrenalina, una de las cosas que me llamaron a la cocina”, relata el Chef Stephan Sevilla.

En sus palabras, la cocina para él es libertad, perfección y adrenalina, pues en cada platillo siempre busca expresar un poco de lo que ha sido su camino para llegar a ella y todo lo que implica tener un platillo perfecto en tiempo récord.

Algo que le gusta mucho de la cocina, es hacer cosas que no conoce y que le piden, pues lo improvisado y bajo presión admite que saca lo mejor de él, porque así lo ha visto en el último restaurante en el que está trabajando.

Cocina de anécdotas

En el año 2018 el chef Stephan Sevilla, tuvo la oportunidad de trabajar para una cena de caridad con el chef Massimo Bottura y todo su crew, que en ese entonces su restaurante “Osteria Franciscana”, era el número uno a nivel mundial.

Posteriormente pudo viajar a una isla entre Inglaterra y Francia llamada Sark, y actualmente trabaja en Qatar, inició en Morimoto Doha y ahora está trabajando en un nuevo proyecto que se llama “12 Chairs Doha” que es un bar de caviar y champagne.
El año pasado y por la cuarentena, para celebrar estas fiestas patrias, la embajada de México en Qatar hizo un concurso de “Mexicanos en Qatar”, en la cual Stephan Sevilla, formo parte del jurado para este concurso.

FRASE

“La cocina me llena de adrenalina y la disfruto bastante, en ella he tenido la oportunidad de viajar, conocer diferentes países, culturas y cocinas, siempre me llevo un poco de ellas conmigo, espero en un futuro tener mi propio restaurante donde México este presente siempre, así como todas aquellas cocinas de las que he aprendido”

Stephan Sevilla,

Chef