Vacunan a cerca de 14 mil en 2º día

Efraín Hernández

El Mundo de Córdoba

Religiosas, policías, abuelitos, un disfrazado de Santa Claus y muchos jóvenes de 18 a 29 años se dieron cita ayer en el segundo día de la jornada de vacunación contra covid. A pesar de que se registró una lluvia por la tarde, esto no fue impedimento para rebasar la meta del viernes y lograr la vacunación de casi 14 mil personas.

En esta ocasión la fila comenzó desde el estadio Rafael Murillo Vidal, dando la vuelta a la manzana por completo para concluir en la entrada de la Arena Córdoba.

Asimismo, entre los asistentes se encontraban los del grupo de 40 a 49 años que recibieron su segunda dosis anticovid.

Las filas kilométricas incluían en su mayoría a los jóvenes cuya primera letra de su apellido paterno es de la G a la L.

En esta ocasión se apareció un hombre vestido de Papa Noel, quien se formó para esperar su turno.

Esto llamó la atención de los presentes e incluso elementos de la Unidad Municipal de Protección Civil, al pasar le decían: “Buenas tardes, Santa Claus”

También llamó la atención un grupo de religiosas que hicieron fila para esperar su turno de ser vacunadas, al igual que policías estatales que fueron a recibir su dosis de AstraZéneca.

Ayer, la sede fue visitada por el Secretario de Salud Roberto Ramos Alor quien acudió a supervisar que todo se estuviera llevando de la mejor manera, al tiempo de felicitar a los jóvenes y a los sectores restantes, por su decisión de vacunarse.

El funcionario en su visita a esta ciudad reiteró el llamado a los jóvenes que se han estado vacunando. “Les pido que nada de alcohol este fin de semana, déjenlo para otros días; ahorita lo primero es su salud, ya luego podrán regresar a los antros con la banda, siempre con las medidas sanitarias”, dijo.

Les advirtió que aún con la vacuna, hay que seguirse cuidando porque el virus sigue presente y hay más variantes, y éstas son más violentas, más agresivas, más virulentas con el ser humano, por eso ojo, cuídense mucho”.

Hoy domingo toca el turno a los jóvenes, cuya primera letra de su apellido paterno es de la M a la R.