‘Cierran’ deslaves 14 hrs la carretera

Fidel Urbano G.

El Mundo de Córdoba

COSCOMATEEC.- Un total de 7 deslaves registrados desde la tarde del jueves obligaron al cierre total de la carretera Coscomatepec-Huatusco  por más de 14 horas, además de haber forzado al flujo vehicular a buscar vías alternas por vialidades de Ixhuatlán y Tepatlaxco.

Alrededor de las 20:00 horas se informó sobre el primer deslave registrado en la barranca del río Jamapa en el carril con dirección hacia Coscomatepec, por lo que al lugar arribaron elementos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para trabajar en la zona.

Sin embargo minutos después se informó sobre otros deslizamientos de piedra, árboles y lodo en otros tramos, principalmente en el kilómetro 29 y 24, por lo que cerca de las 22:00 horas se informó sobre el cierre total de la carretera, en la gasolinera de Ferche Gas en Huatusco elementos de la Policía municipal y Protección Civil abanderaron la zona para evitar que más unidades continuaran pasando.

Mientras, en el entronque a Ixhuatlán del Café también arribaron elementos de la Policía para bloquear el paso de autos y desviarlos hacia el centro del municipio. Por su parte, en dicha localidad las agrupaciones también apoyaron a coordinar el tránsito y desviarlo hacia la Ixhuatequilla y a Potrerillo para finalmente llegar a Huatusco.

En tanto los camiones de carga pesada tuvieron que incorporarse a Ixhuatlán, Ocotitlán, Tepatlaxco, Zentla y finalmente Huatusco, alrededor de 3 horas les llevó usar toda la ruta alterna para llegar a su destino.

La mañana de este viernes elementos de la SCT de la brigada Coscomatepec y Huatusco se coordinaron y alrededor de 18 elementos llegaron a la zona de derrumbe donde comenzaron con los trabajos para retirar los escombros, cerca de las 9:30 llegó una máquina excavadora que apoyó a los trabajadores para finalmente cerca de las 10:30 liberar el paso, al sitio también llegaron elementos de Policía municipal, Protección Civil municipal y regional para apoyar en la zona.

Los transportistas que ya habían llegado al lugar la madrugada pernoctaron en la barranca alrededor de 5 horas por lo que con los primeros rayos de luz, con sus camiones pesados apoyaron a jalar los troncos y así liberar con mayor agilidad la vía.