¡Equilibrios en el Congreso federal!

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Por: Alfredo Tress Jiménez

El primero de septiembre pasado quedó constituido el nuevo Congreso federal, el partido mayoritario hoy por hoy no dispone de la mayoría absoluta o simple (50%+1), este porcentaje necesario para autorizarle al Ejecutivo, entre otras leyes, reglamentaria el presupuesto que se aplicará para el ejercicio fiscal 2022, al ser la aprobación del presupuesto una facultad exclusiva de la Cámara de diputados, serán las diputadas y diputados de partidos como el PT y el PVEM quienes junto con Morena le autoricen al Ejecutivo federal cómo ejercer el presupuesto para el año entrante; por lo tanto, mayoritariamente los diputados de estos grupos legislativo serán quienes le autoricen o no la ampliación y reasignación del presupuesto de proyectos simbólicos para este gobierno como son el Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucia y la refinería de Dos Bocas.

De ser así, temas como la reactivación económica, el empleo, la seguridad pública y de salud que son fundamentales hoy el día, deberán seguir esperando. La pandemia que hoy se vive en nuestro país y en todo el mundo ha provocado además de miles de muertes, crisis de estos temas prioritarios para cualquier país. Por otro lado, el tan trillado cambio climático continúa provocando crisis ambiental.

La aprobación y distribución del presupuesto, marcarán el rumbo del país, las decisiones gubernamentales no dependen exclusivamente de las ideologías partidistas; por lo que las muertes y la hambruna no distinguen colores ni ideologías, los ciudadanos exigen soluciones a cualquier gobierno que ejerza el poder, la ciudadanía demanda soluciones, el gobierno, trátese de quién se trate, está obligado a otorgarlas.

Hoy están muy observadas las políticas aplicadas a favor o en contra de la ciudadanía, la planeación, organización y ejecución de los planes y programas serán el éxito o fracaso de cualquier administración pública.   

No es ni será suficiente culpar las políticas anteriores y mucho menos utilizar mensajes que polaricen, hoy se exigen resultados, solo resultados, la ciudadanía demanda empleos bien remunerados, salud, seguridad, visión de futuro alimentario y ambiental a corto, mediano y largo plazo; entre otras cosas. Lo más fácil es destruir o culpar a otros, lo difícil es construir y caminar hacia adelante.

Hoy las diputadas y diputados federal tienen un gran compromiso, la distribución y aprobación del presupuesto para el ejercicio fiscal 2022 será determinante, presupuesto que deberá ser congruente con las exigencias ciudadanas, donde la reactivación económica, la seguridad pública, de salud y alimentaria, el medio ambiente, entre muchas otros tópicos, serán temas que los distinga ante sus electores, el voto en la pasadas elecciones fue muy claro, equilibrios y acuerdos si, decisiones totalitarias o unilaterales no.

¿Usted qué Opina?

[email protected]