Echan a Estados Unidos de Afganistán

Agencias

Los talibanes proclamaron una “independencia plena” de Afganistán tras completarse las últimas salidas de las tropas de Estados Unidos del aeropuerto de Kabul, asegurando que “hicieron historia”.

“Hicimos historia. Los veinte años de ocupación de Afganistán por Estados Unidos y la OTAN se acabaron esta noche”, declaró Anas Haqqani, responsable del movimiento islamista. “Estoy muy contento tras 20 años de yihad, sacrificios y dificultades, de tener la satisfacción de ver estos momentos históricos”, agregó.

Y es que los combatientes talibanes vieron cómo los últimos aviones estadunidenses desaparecían en el cielo la medianoche del lunes, tiempo de Kabul, y luego dispararon sus armas y fuegos artificiales al aire, celebrando la victoria después de una insurgencia de 20 años en Afganistán que expulsó a los militares más poderosos del mundo de uno, de uno de los países más pobres.

Y es que tras la salida del núcleo duro de la legación diplomática, Estados Unidos dijo adiós a Afganistán después de dos décadas de presencia militar, al frente de una coalición internacional cuyos efectivos se adelantaron en unas horas a la salida de los estadunidenses.

El final del doble operativo —repatriación y repliegue militar— fue tan convulso como había alertado el Pentágono, con el lanzamiento de seis cohetes por el ISIS, cinco interceptados por el sistema antimisiles estadunidense.

Los aviones militares que transportaban a los últimos soldados de los casi 6 mil desplegados por el Pentágono para gestionar la evacuación, despegaron de Kabul poco antes de la medianoche, hora local. Fue el punto final a la guerra más larga de EU.

“Los últimos cinco aviones se han ido, ¡se acabó!” dijo Hemad Sherzad, un combatiente talibán estacionado en el aeropuerto internacional de Kabul. “No puedo expresar mi felicidad con palabras. Nuestros 20 años de sacrificio funcionaron”.

En Washington, el general Frank McKenzie, jefe del Comando Central de EU, anunció la finalización de la guerra más larga de EU y el esfuerzo de evacuación, diciendo que los últimos aviones despegaron del aeropuerto de Kabul a las 23:59 horas de Kabul, un minuto antes de la medianoche del lunes en Kabul.

La salida de Afganistán debería ser el fin de una era, pero tiene más de final abierto, por la incierta suerte que aguarda a los miles de afganos que quedan atrás, muchos de ellos atrapados en el laberinto de la burocracia; por la continuación, por otros medios, de la evacuación, según las garantías dadas a 98 países, incluido EU, por los talibanes; pero sobre todo porque el cierre de la misión deja un sangriento final: el renovado terrorismo del Estado Islámico, un grupo que no existía cuando Bush embarcó a EU en la guerra contra el terrorismo en 2001, y que parecía debilitado tras sus derrotas en Irak y Siria.