¿Dónde están?

Hands writing on old typewriter over wooden table background

LABERINTOS Y SERPENTINAS

Christian García Muñoz

La desaparición es uno de los más graves y dolorosos ataques a los derechos humanos. Las autoridades han desarrollado todo un esquema legal sobre el tema, a partir de que los casos dejaron de ser aislados, de cierta manera se vieron obligados a hacerlo.

Una de esas acciones fue que el 21 de diciembre de 2010 la Asamblea General de Naciones Unidas, declarara el 30 de agosto como Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. De acuerdo con esta declaración, se producen desapariciones forzadas siempre que “se arreste, detenga o traslade contra su voluntad a las personas, o que estas resulten privadas de su libertad de alguna otra forma por agentes gubernamentales de cualquier sector o nivel, por grupos organizados o por particulares que actúan en nombre del Gobierno o con su apoyo directo o indirecto, su autorización o su asentimiento, y que luego se niegan a revelar la suerte o el paradero de esas personas o a reconocer que están privadas de la libertad, sustrayéndolas así a la protección de la ley”.

El concepto de las Naciones Unidas es muy interesante, completo, determinante. Miles de casos de personas desaparecidas en México, corresponden con esta definición. Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, complementa: “Estas desapariciones tienen un profundo impacto en la vida de quienes buscan a las víctimas. La incertidumbre sobre el paradero y la suerte de un amigo, familiar o ser querido causa una gran angustia psicológica. Debemos poner fin a este sufrimiento. Avanzar hacia la rendición de cuentas puede ayudar en el proceso de recuperación”. Pero, ¿realmente se ha hecho?

¿Dónde están? Se preguntan miles de personas que buscan a alguien. Familiares de personas desaparecidas, madres en su mayoría, han tenido que formar colectivos para, juntos, exigir que investiguen, que se integren carpetas, que los fiscales vayan a indagar, a preguntar, ¡a buscar!

Es necesario decir que la búsqueda real la han hecho los familiares, quienes se han sacudido el miedo, quienes han pausado su vida, quienes hacen oídos sordos a las amenazas y han tomado el papel de investigadores. Claramente hay familias que prefieren no buscar, tienen miedo y es comprensible, pero hay algo que da todavía más valor y mérito a los buscadores es que ellos buscan, por supuesto a los suyos, pero también buscan a todos.

La realidad de la búsqueda es cruel. Generalmente esta labor la hacen sólo las madres de las y los desaparecidos; en otros casos están las hermanas y hermanos, esposas y esposos. Pocas veces hay una familia entera involucrada en la búsqueda, porque cuando alguien desaparece se va también la familia, inclusive la familia cercana, y las madres se quedan solas. Sin embargo, quien quiere buscar quizás no sepa que podría encontrar otra familia. Personas que sufren por el mismo dolor, que entienden los momentos tristes y que no los juzgarán por los momentos alegres. En el camino se encuentran compañeros que se vuelven hermanos.

La muerte ronda el pensamiento, es una posibilidad. La muerte sería, en todo caso, una certeza, la seguridad de que un hijo está de vuelta, sin vida, pero con la paz que brinda el hecho de saber en dónde está. La muerte es también un pensamiento vacilante en la mente de todos los que buscan, para disolverlo se aferran a una fotografía, a las prendas en donde el aroma del ser amado está cerca de desvanecerse. Se aferran a los recuerdos, esos que se construyen con el paso de los años, que quedan en la memoria, esas imágenes mentales que surgen con sólo pronunciar su nombre.

No están, pero están en esencia. Sin embargo, los quieren de vuelta, los quieren en casa, porque un “Día de los desaparecidos” no sirve si las autoridades no buscan, si no se hace justicia, si no dan a las familias un poco de paz. Porque los desaparecidos no se esfuman, deben estar en algún lugar, vivos o muertos, pero están, y deben ser buscados ¡hasta encontrarlos!

Twitter: @chrisgarmu

Instagram: chrisgarmun