Dan triste adiós a un héroe

Efraín Hernández

El Mundo de Córdoba

El teniente Felipe García Lara, de 80 años edad y con 47 años de servicio en el Cuerpo de Bomberos de Córdoba, falleció ayer dejando un gran legado y una enseñanza de valentía y amor al prójimo, ya que fue un elemento que salvó muchas vidas tras la explosión de Anaversa en el Barrio de la Estación el 3 de mayo de 1991.

A través de un comunicado, el Cuerpo de Bomberos dio a conocer la lamentable noticia. Y hoy miércoles le rendirá un homenaje póstumo para darle el último adiós.

“Lamentamos la perdida de nuestro Teniente Felipe García Lara a la edad de 80 años. Ingresó a nuestra institución en el año de 1974, hombre sencillo, valiente, con altos valores, padre y esposo ejemplar. Participó en el incendio de Anaversa. Perteneció también a las filas de la Cruz Roja Mexicana. Hoy los bomberos pedimos a Dios por tu eterno descanso. Te extrañaremos Jefe. Atte Bomberos de Córdoba”, se lee en la publicación del H. Cuerpo de Bomberos en su página de Facebook.

Por su parte, el Padre Bombero Óscar Fabricio Limón, al referirse al deceso del teniente, expresó: “Un bombero nunca muere: sólo va a reunirse con Dios para el servicio final”.

La misa de cuerpo presente está programada a las 10:00 horas en la Iglesia de Santa Rita y posteriormente será el homenaje póstumo en el Cuartel de Bomberos.