Harán colecta para párrocos enfermos

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

Este domingo todas las parroquias de la Diócesis de Orizaba destinarán la ofrenda de la misa a favor de todos los sacerdotes enfermos y ancianos, señaló su vocero Helkyn Enríquez Báez.

Cada año, en torno la fiesta de San Juan María Vianey que se celebra el 4 de agosto, patrono de los párrocos y sacerdotes, la Diócesis de Orizaba organiza una colecta a favor de los sacerdotes ancianos y enfermos, aquellos que durante mucho tiempo han prestado servicio en las rectorías, parroquias, el Seminario y comunidades.

“Esto como una forma de gratitud, también para poderlos ayudar a solventar los gastos que tienen por motivo de la edad o de salud. Los sacerdotes estamos conscientes de este signo de solidaridad y por eso pedimos a nuestras comunidades, que la colecta que se da el domingo cercano al 4 de agosto se entregue íntegra”, apuntó.

Enríquez Báez refirió que esto se da como una ofrenda de signo de hermandad sacerdotal y de gratitud de las comunidades de la Diócesis hacia los sacerdotes que le han servido durante mucho tiempo.

En promedio, en el territorio Diocesano hay 18 sacerdotes en estas condiciones, algunos aún prestando servicio en sus respectivas parroquias, y otros acompañados de sus familias, a quienes todo lo recolectado de este domingo se les destinará como apoyo.