Proliferan y mueren perros en el basurero

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

Región.- Con enfermedades de la piel y desnutridos, es como se encuentran los perros del tiradero de Los Colorines, algunos mueren de sed ante las altas temperaturas y la falta de líquido.

Son perros que nacieron en el cerro, en barrancos, en terrenos baldíos, entre la basura, de cual se alimentan, es el único ambiente que conocen y al que buscan adaptarse, pues sus padres también crecieron ahí.

Estos perros no saben que es tener una familia humana que les de amor, que juegue con ellos, nunca han recibido una cálida caricia, nunca nadie les ha ofrecido alimento, pues todos los días deben caminar largas distancias en búsqueda de agua y comida, muchos mueren en el intento.

A orilla de la autopista y en los caminos rurales hacia el Relleno Sanitario, muchos son atropellados ahí se pueden encontrar su cadáveres, otros son golpeados o atacados por otros perros.

Sobreviven por un tiempo los más aptos, pues si evitan ser atropellados, envenenados, o evitan morir de sed, hambre o frío, mueren de alguna enfermedad, o por su avanzada edad, mueren en soledad.

Muchos de estos canes son agresivos, pues al estar en una zona aislada, hostil, sin contacto humano, suelen atacar, ya que es la forma de defenderse de humanos y otros depredadores.

En el marco del Día Mundial del Perro, fecha en la que además de retribuir el amor que los perros brindan al hombre, debe servir para sensibilizar sobre el maltrato y abandono de los lomitos que no tienen voz para defenderse.

Perros del tiradero, problema de antaño

Desde antes que se consolidara el Relleno Sanitario de las Altas Montañas, ahí existía un tiradero y desde hace más de 30 años ha existido el problema de los perros, que se han proliferado porque su único medio de encontrar alimento lo adquieren de los desechos.

El problema comenzó cuando al tiradero acudían pepenadores que llevaban canes, ahí se reprodujeron y comenzaron a proliferarse, adaptándose a las condiciones, soportando lluvia, frío, y el abandono de sus humanos.

A pesar del esfuerzo de los grupos voluntarios de rescate animal, el problema no se ha podido erradicar, pues se contabilizan en miles los perros que han nacido en esa zona.

Se estima que muchos de los cachorros no sobreviven ni un día, ahí nacen y ahí mueren, están condenados a la muerte, a pesar de que el problema tiene años, nadie hace nada.

Los lugares y algunos rescatistas independientes, bajo anonimato sostienen que estos perros en ocasiones son atacados a balazos, por personas desalmadas que van a cazarlos; algunos cadáveres son encontrados con balas, lo peor es que matan a la madre y por ende los cachorros tienen pocas probabilidades de sobrevivir.

Se cree que el problema podría aumentar, ya que en esa zona las familias en su mayoría son de escasos recursos y a sus mascotas no las alimentan y no tienen la cultura de esterilizar, esto provoca que los animales domésticos acudan al tiradero en búsqueda de alimento y la cadena de reproducción continúe.

A decir de los rescatistas y los lugareños, nulas son las acciones de las autoridades para atender la problema de los perros.

Importancia de la vacunación

Cada año los municipios de la región llevan a cabo sus campañas antirrábicas de vacunación para perros y gatos, en coordinación con el sector salud, para disminuir el riesgo de enfermedades en los animales y que afecten a la población.

Sin embargo, en la zona del Relleno Sanitario, debido a que los perros son agresivos, es difícil para los rescatistas llevar a cabo la aplicación de la vacuna antirrábica.

A nivel Jurisdicción Sanitaria VII, en promedio se estima que se aplican más de nueve mil dosis de vacuna contra la rabia en los municipios de la región.

Son los perros y gatos de más de tres meses, que no estén lactando, los que pueden acceder a la vacuna y está les permite estar inmunizados por todo un año.

El objetivo principal es que los animales no contraigan rabia y esto a su vez no llegue a afectar a la población y así seguir controlando posibles brotes.

Por ello en cada centro de salud y en diferentes puntos se invita a la población a que como acto de tenencia responsable lleven a sus mascotas a la vacunación.

Al ser una vacuna que brinda el sector salud, no se efectúa costo por ella, lo que permite a todos la facilidad de acceder a la vacunación.

La Organización Mundial de la Salud describe que la rabia es un virosis zoonotica mortal y en el 99 por ciento de los casos humanos, el virus es trasmitido por perros domésticos, no obstante, es posible eliminar la enfermedad vacunado a los perros.