Se salvan migrantes de morir asfixiados, iban 34 menores

Tras recorrer más de mil kilómetros desde Centroamérica a pie y en vehículos, los indocumentados obligaron al chofer a detenerse, pues se estaban asfixiando en el remolque que los llevaría a Puebla.

De la Redacción

Córdoba.- Treinta y cuatro menores, entre ellos niñas y niños en edad preescolar, viajaban con más de 200 personas en un remolque a una temperatura superior a los 35 grados. El oxígeno comenzó a faltarles, por lo que hicieron un boquete en el techo para salvarse de morir y luego escapar entre cañales, cerca de Tranca de Tubos.

En total, 67 migrantes de El Salvador, Honduras y Guatemala fueron asegurados por corporaciones de seguridad, los cuales viajaban sobre la autopista Córdoba-Orizaba. El conductor logró escapar, dejando a su suerte a los indocumentados.

De acuerdo al comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), los oficiales realizaban un recorrido preventivo cuando observaron aparentemente descompuesto un tractocamión, con placas 68AB4R, a la orilla de la carretera. Al acercarse vieron a un grupo de personas correr hacia unos cañales, logrando resguardar en ese momento a 22 personas.

Se trató del camión número 267, de Plásticos Adheribles del Bajío “Reyma”, de León, Guanajuato, el cual era desplazado con dirección a Orizaba y con destino Puebla. La unidad quedó abandonada en el kilómetro 293, cerca del puente de Tranca de Tubos.

Según primeros reportes, los oficiales fueron  alertados de manera anónima a través del 911 sobre un tráiler que transportaba a unos 300 indocumentados.

Al lugar también arribaron elementos de la Fuerza Civil y Guardia Nacional División Caminos para acordonar la zona y posteriormente, los oficiales de la SSP continuaron con el operativo para la ubicación de 45 migrantes más, quienes fueron trasladados a las instalaciones del Mando Único, donde se les brindó alimento y atención médica.

Fueron resguardadas 51 personas originarias de Guatemala, 13 de Honduras y 3 de El Salvador, de las cuales 43 son hombres y 24 mujeres, divididos en 33 adultos y 34 menores, siendo una niña de 2 años la última en ser localizada, al quedar abandonada y ser resguardada por una familia. Asimismo, 12 adolescentes viajaban sin la compañía de un adulto.

Rompen remolque

Según el testimonio de los migrantes para DIARIO EL MUNDO, en el remolque viajaban alrededor de 300 personas, entre ellos decenas de menores en estado de deshidratación.

Ante el calor de más de 35 grados en el interior del remolque, hicieron un boquete en el techo para poder salir, escapar y evitar una muerte por asfixia, tal como le pasó a un joven hondureño el pasado 28 de junio en la carretera Las Choapas-Ocozocouatla.

Un grupo de 10 migrantes fue atendido por paramédicos de Cruz Roja al presentar deshidratación, por lo que los policías les brindaron botellas con agua y fueron trasladados en tres patrullas al Mando Único, a disposición del Instituto Nacional de Migración (INM).

El tráiler fue asegurado y remolcado a un corralón a disposición de la Fiscalía General de la República, para las investigaciones correspondientes.

Ayer por la tarde se reportó que varios migrantes habían llegado al centro de la ciudad y a colonias del sur, mientras personal de Migración se desplegaba para localizarlos.

Personal del DIF de Córdoba brindó asistencia médica y alimentaria a los menores, además del acompañamiento de un representante de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.