Muestra Orizaba su buen corazón

Cientos de personas, adultos y niños, acudieron al llamado de ayuda del pequeño Jesús Alberto, quien desde hace un mes lucha contra la leucemia; sus padres agradecen la respuesta de la gente

 

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

Ayer la Alameda Francisco Gabilondo Soler, se lleno de alegría, caritas pintadas y muchas buenas acciones, todas encaminadas a apoyar a Jesús Alberto, un pequeño que desde hace más de un mes se encuentra luchando contra la leucemia.

Desde muy temprana hora las almas altruistas llegaron a la Alameda, siendo los emprendedores quienes arrancaron con la cadena de las buenas acciones donando parte de sus productos para las tres rifas que se hicieron en favor de Jesús.

Posteriormente los pequeños comenzaron a llegar y aunque no entendían del todo la razón del evento, ellos se formaban con mucho entusiasmo para poder sumarse a la causa y ser pintados, mientras que sus papás al saber la razón agradecían que hubiera gente que apoyará estas causas.

Asimismo, el señor José Arturo Panzo, padre de Jesús, comentó que la situación para ellos ha sido difícil, pues no se imaginaban que su pequeño estaría más de un mes en el hospital, sin embargo, conservan la esperanza de que su pequeño se recupere y vuelva pronto a casa.

Pepe, hermanito de Jesús, comentó que extraña mucho a su hermano y aunque antes se enojaban, ahora solo espera que su hermano se recupere y vuelva a casa para jugar y disfrutar juntos como lo solían hacer, además de que invita a la gente a que sigan donando sangre para su hermanito.

Las almas caritativas no sólo fueron por parte de los emprendedores, sino también por parte de los ciudadanos quienes incluso dieron su aportación economía sin necesidad de llevar a un pequeño a pintarse la carita, pues admitían que hoy por Jesús y mañana por ellos.

Cabe destacar que la campaña “Píntate la carita con causa”, fue un éxito, pues se logró recaudar más de lo que se esperaba; el papá de Jesús agradece a todos los emprendimientos y ciudadanos que aportaron su granito de arena para ayudar en el tratamiento de su hijo.

Nadia Hernández y Carolina Hernández, fueron las emprendedoras que iniciaron con esta campaña, ellas por su parte agradecieron la ayuda solidaria de todas las personas que contribuyeron a esta noble causa, esperando que todo lo que dieron este día se les multiplique en sus vidas.