‘Caritas pintadas y el corazón alegre’

Todas las acciones suman

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

 

Cuando la intención de ayudar es grande, todas las acciones suman, por más pequeñas que parezcan, pues ayer quedó demostrado, llegando para Jesús tapitas, dinero, regalos, palabras de aliento, sonrisas y mensajes para seguirlo ayudando en esta lucha.

En un ambiente lleno de princesas, unicornios, flores, hombres araña, dinosaurios y súper héroes, la ayuda para Jesús llegó, hubo quienes no pudieron contener su emoción y al entregar sus tapitas, aseguraban entregar parte de su corazón también y su buena vibra para que el pequeño mejore.

Pepe, hermanito de Jesús, corría por toda la alameda emocionado viendo como cada vez más gente llegaba a donar y apoyar, incluso por momentos se acercaba a observar como pintaban a los niños y aunque el decidió no pintarse, se encontraba muy emocionado pues decía que esperaba con ansias poder ver a su hermano y contarle todo lo que paso.

El padre de Jesús, no paraba de agradecer y cada vez que alguien se acercaba a hablar con él,  la emoción y el sentimiento se dejaban ver pues su voz entrecortada y sus lágrimas no eran más que la prueba real de todo el agradecimiento que sentía, pues a pesar de no conocerlo la gente había decidido apoyarlos.

Incluso los menores ambulantes que estaban en la alameda se acercaron emocionados a donar una moneda para ser pintados e irse a vender con la carita llena de colores y el corazón llena de alegría al saber que aunque sea un poco ayudaron a otro niño que como ellos, lo único que desea es seguir jugando.

Abuelitas, madres y jóvenes que acompañaban a sus hermanitos en la fila para pintarse la carita, platicaban y coincidían en que si a ellos les pasara una situación así, desearían que alguien los apoyará y es por esa simple, pero poderosa razón, que estaban formados, esperando para ser pintados y contribuir a esta gran causa.

Si tú fuiste uno de los padres que llevo a su pequeño a pintarse la carita, puedes estar seguro que tu donación llegó a las manos de los padres de Jesús, pero sobre todo que con tu buena acción hoy contribuiste a cambiar la vida de un pequeño que tanto lo necesita.